Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Piden a Santos que el Estado no infiltre agentes en protestas
Defensores de derechos humanos solicitan una directiva presidencial que prohíba que las agencias de inteligencia infiltren las movilizaciones con agentes encubiertos. Lejos de brindar protección y garantías a este derecho, esto vulnera las obligaciones del Estado en esta materia.
Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo / Miércoles 30 de abril de 2014
 
web: Cajar

El Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" es una organización no gubernamental de derechos humanos, sin ánimo de lucro, conformada por profesionales del derecho y estudiantes que apoyados en otras áreas del conocimiento y la participación de diferentes sectores sociaels y democráticos de la población, defiende y promueve integralmente los derechos humanos y los derechos de los pueblos, desde una perspectiva de indivisibilidad e interdependencia, con el objetivo de contribuir a la construcción de una sociedad justa y equitativa en la perspectiva de la inclusión política, económica, social y cultural.

Temas relacionados
Policías infiltrados en protesta.

Bogotá, abril 25 de 2014

Doctor

Juan Manuel Santos Calderón
Presidente de la República
Ciudad
Referencia: Solicitud importante

Señor Presidente,

Reciba mi respetuoso saludo

En mi calidad de presidente del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” –CAJAR- me dirijo a Ud con el fin de solicitarle que ordene a las agencias de inteligencia del Estado que -en adelante- se abstengan de participar con agentes encubiertos en las movilizaciones y protestas sociales, debido a que este procedimiento es contrario a las obligaciones del Estado en materia de protección y garantía del fundamental derecho de la protesta social.

El día 23 de abril en horas de la tarde hubo una reunión en la alcaldía de Bogotá en la que participamos organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos a la que también asistieron representantes de la Cruz Roja, Bomberos, Defensoría del Pueblo, policía y ejército nacional, funcionarios de la alcaldía, entre otros. Dicha reunión tenía como objeto intercambiar opiniones en relación a la movilización que con motivo del día de los trabajadores se realizará el próximo 1º de mayo.

A la mencionada reunión hizo presencia un oficial vestido de civil que se presentó como miembro de inteligencia del batallón Guardia Presidencial, quien manifestó que agentes de inteligencia estarían participando dentro de la marcha y rindiendo informes a sus superiores. Un integrante del CAJAR presente en la reunión manifestó que no era legal que agentes encubiertos estuvieran participando en la mencionada movilización, dado que las autoridades tenían la obligación de usar sus uniformes, sus insignias y debían ser perfectamente identificables; que el uso de agentes encubiertos era contrario a la obligación de protección y garantía del derecho fundamental a la protesta social.

Señor Presidente,

Ha sido práctica recurrente que las movilizaciones sociales sean infiltradas por agentes encubiertos. Las recientes protestas relacionadas con el paro agrario, dan cuenta de esta irregular práctica, e incluso, abundaron los vídeos en la redes sociales que demostraron la infiltración de agentes encubiertos. Es más, los vídeos muestran a personas vestidas de civil que protegidas por miembros de la Policía Nacional, hicieron uso de las llamadas caucheras y a personal uniformado destruyendo bienes civiles.

Señor Presidente,

Esta petición no significa que las autoridades dejen de cumplir la labor que les imponen sus deberes. Lo que pedimos es que el ejercicio de la autoridad en relación a la protesta y la movilización social, se lleve a cabo con irrestricto apego a la Constitución, la ley y al respeto y garantía de los derechos humanos.

Es en este sentido que le solicitamos emitir una directiva presidencial en protección del derecho a la protesta social que prohíba expresamente que las agencias de inteligencia infiltren las movilizaciones con agentes encubiertos. Lejos de brindar protección y garantías a este derecho, esto constituye una abierta vulneración a las obligaciones del Estado en esta materia.

Con todo respeto,

Del Señor Presidente,

Luis Guillermo Pérez Casas
Presidente CAJAR

C.C. Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

*La carta ya fue radicada en el despacho de la Presidencia de la República