Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Gobierno estigmatiza paro agrario
A pesar de estos señalamientos, el presidente ha dialogado con los voceros del movimiento popular y se ha comprometido a atender sus demandas.
Agencia Prensa Rural / Miércoles 30 de abril de 2014
 
La Cumbre Agraria presentó al gobierno un pliego único de exigencias de ocho puntos. Foto Prensa Anzorc.

La semana pasada, altos funcionarios del gobierno nacional lanzaron fuertes señalamientos hacia las movilizaciones agrarias.

Aurelio Iragorri, ministro del Interior, señaló -por ejemplo- que las protestas se convocan con el objetivo de “afectar la estabilidad política del país”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, dijo que “no veo un paro agrario sino un paro con intereses políticos”. Para Lizarralde, las nuevas movilizaciones tienen motivaciones “electorales”.

Pero el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, fue más allá y lanzó temerarios señalamientos (aunque habituales en el contexto colombiano, lamentablemente). Según Pinzón, “organizaciones criminales” se están infiltrando en el paro agrario o son “copartícipes” de él.

A pesar de estos señalamientos, que buscan desprestigiar las protestas, el gobierno nacional ha reconocido la legitimidad de las organizaciones convocantes. El propio presidente de la República, Juan Manuel Santos, ha interlocutado con los voceros del movimiento popular y se ha comprometido a atender sus demandas.

Al cierre de esta edición, los movimientos que han convocado a la protesta, como la Cumbre Agraria y Dignidad Agropecuaria, mantienen el llamado a paro, dadas las dilaciones e incumplimientos de las autoridades ante las peticiones sociales.

El viernes pasado, en Tunja se adelantó una reunión entre el gobierno y un sector del campesinado, encuentro en el que no se llegó a un acuerdo para levantar las movilizaciones convocadas para el 28 de abril.

“Hasta no tener medidas contundentes e inmediatas no se tendrá una concertación”, dijo César Pachón, líder papero de Boyacá. Además dijo que el ministro Iragorri solo hace “torpedear” el proceso de diálogo con sus continuos ataques hacia el campesinado.

Por su parte, las organizaciones que confluyen en la Cumbre Agraria han mantenido su llamado a movilizarse la primera semana de mayo. En varias regiones del país se han realizado reuniones preparatorias para dar inicio al “segundo tiempo” del paro agrario.

En agosto del 2013, durante varias semanas se adelantó una gran movilización popular que recordó la crisis que padece el sector agropecuario nacional. El paro fue levantado luego de que el gobierno nacional se comprometiera a atender las demandas agrarias, las cuales fueron desatendidas en su gran mayoría.