Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Asesinado Manuel Erminson Gamboa, dirigente campesino del Putumayo
Fensuagro / Jueves 14 de agosto de 2008
 

La Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro - CUT Colombia) denuncia el vil asesinato que fue víctima el compañero Manuel Erminson Gamboa Meléndez, vicepresidente de la Asociación Campesina para la Defensa del Putumayo (Ascap), filial de Fensuagro – CUT, en Puerto Asís (Putumayo).

El compañero Manuel Erminson Gamboa Meléndez, de tan solo 32 años de edad, se destacó por ser un dirigente campesino comprometido con el desarrollo social de su comunidad de Piñuña Negro, vicepresidente de la Ascap, miembro de la Junta Nacional de Fensuagro y de la mesa departamental de organizaciones campesinas del Putumayo.

El miércoles 13 de agosto de 2008, siendo las ocho de la noche, el compañero Manuel Erminson Gamboa Meléndez, identificado con la cédula de ciudadanía No 98.651.998, cuando caminaba por el barrio Acevedo del casco urbano de Puerto Asís (Putumayo), fue abordado por varios hombres de los grupos paramilitares que operan en el Putumayo, le propinaron siete impactos de arma de fuego en varias partes de su cuerpo, que segaron la vida del dirigente agrario.

Desde hace dos meses el compañero Manuel Erminson Gamboa Meléndez había recibido amenazas de muerte vía telefónica en varias oportunidades, donde le manifestaban que si no se retiraba de la organización lo iban a blanquear.

El compañero Erminson fue un hombre integro y luchador, guerreó hasta sus últimos días la defensa de los derechos de los campesinos de su región. Convivía en unión libre con Asunción Duarte, con quien tenía tres hijas, incluida su bebé de tan solo un mes de nacida, y deja huérfana a otra hija menor de edad, a quienes les toca enfrentar hoy la vida sin la presencia de su padre y esposo. No sólo quedaron huérfana sus hijas sino también su organización que de seguro continuará defendiendo esos principios por los que tanto luchó el compañero.

Crímenes como el de Erminson, son los que se vienen perpetuando, producto de los señalamientos que se dan desde las esferas estatales, las estigmatización hacia las organizaciones sociales y los dirigentes regionales.

Exigimos al Gobierno Nacional

1.Dar inicio de forma inmediata al proceso de investigación del asesinato del compañero Manuel Erminson Gamboa Meléndez por parte de personas desconocidas.

2.Que cese la persecución, amenaza y asesinato contra los dirigentes y lideres de Fensuagro.

3.Recordamos que la responsabilidad primaria de protección de los derechos humanos recae de acuerdo con los principios constitucionales y el articulado de los tratados y convenios internacionales sobre el estado colombiano, al ser este el sujeto responsable de velar por el cumplimiento de lo consagrado en la Carta Política y por ser el que adquiere los compromisos en materia de derechos humanos y de derecho internacional humanitario ante la comunidad internacional. Por tal razón, su mayor deber jurídico es el de prevenir las violaciones frente a estos derechos y tomar las medidas necesarias para investigar, identificar, juzgar y sancionar a los responsables por su acción u omisión, o tomar las medidas correctivas de carácter administrativo o político que impida que estos crímenes se sigan perpetrando.

Solicitamos a la comunidad nacional e internacional

1.Hacer un llamado al Gobierno Nacional para que garantice la vida, la integridad física y psicológica, la permanencia en su territorio, de nuestros dirigentes y afiliados, el libre ejercicio de la actividad sindical y organizacional.

2.Rechazar este tipo de acciones que enlutan a las organizaciones sociales, sindicales y populares, pues lo que se busca es sembrar el terror en las comunidades campesinas, que son víctimas de la presión desarrollada por la implementación de la política “seguridad democrática”, y continuar haciendo seguimiento y monitoreo a la gravísima situación de violación de derechos humanos por la que atraviesan el departamento del Putumayo y la Federación.