Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Un año mas de impunidad en el Catatumbo
César Andrés Solarte Macana / Sábado 28 de junio de 2014
 

Después de un año, la Asociación Campesina del Catatumbo ASCAMCAT, sigue en la lucha por constituir una Zona de Reserva Campesina del Catatumbo y por la reforma agraria. Pero no es solo un año de la muerte de los compañeros, Edinson Franco, Diomar Angarita, Leonel Jácome y Hermides Palacios, sino también un año mas de estar en lucha permanente por la Paz con Justicia Social.

Recordemos que hace un año Ascamcat y los campesinos de esa región catatumbera salieron a paro a exigir la Zona de Reserva Campesina y la detención de las erradicaciones forzadas.

Este 25 de junio se declaró en el Catatumbo el día de la Dignidad Campesina para recordar a los campesinos asesinados como los compañeros Edinson Franco, Diomar Angarita, Leonel Jácome y Hermides Palacios, además de los cientos de heridos y los detenidos. Se conmemora un año de impunidad y olvido por parte del Estado Colombiano a los campesinos y muchos años de abandono.

Mas de 300 personas delegadas de diferentes juntas de acción comunal llegaron al punto conocido como Aguas Claras en la vía que de Ocaña va al municipio de Convención a rendir un homenaje a esas víctimas del paro que exigía y sigue exigiendo al Estado Colombiano la creación y aprobación de una zona de reserva campesina en el Catatumbo. Lugar que fue escenario de las más fuertes protestas del campesinado y lugar donde el ejercito y la policía dispararon contra la población civil campesina que solo ejercía su legítimo derecho a la protesta contra un Estado que no mira hacia el campo y cuando mira es solamente para dar en concesión las tierras de los campesinos que por años a trabajado este territorio.
Balas contra piedras y palos que son y serán el arma que ha utiliza el pueblo colombiano para defenderse y hacer sentir sus protestas justas y necesarias.

Balas contra el pueblo colombiano, balas contra humildes campesinos, balas contra los estudiantes. Paramilitarismo, represión y asesinato es el apoyo que le brinda el Estado Colombiano a los que exigen sus derechos, a los que tienen el valor de decirle a los gobernantes: basta de robo, de desplazamiento, de asesinatos, de desapariciones, de corrupción.

Como lo describió El Turbión en su portal de internet fechado el 27 de junio de 2013: “Leonel Jácome y Édinson Franco fueron asesinados en Ocaña (Norte de Santander), y otros 8 campesinos resultaron heridos de bala, el pasado sábado 22 de junio, a causa de los disparos de fusil con los que el Ejército Nacional arremetió contra la manifestación campesina que se encontraba en cercanías del aeropuerto de ese municipio.

Los asesinatos se enmarcan en las protestas que, durante dos semanas, han protagonizado más de 4.600 habitantes de Tibú en contra de las políticas del alcalde Gustavo León Becerra y de la movilización de más de 7.000 campesinos del Catatumbo –región ubicada al noreste del departamento y que comprende zonas rurales de los municipios de El Carmen, Convención, Teorama, San Calixto, El Tarra, Hacarí y Tibú– que exigen, entre otros asuntos, la suspensión inmediata de las erradicaciones forzadas de cultivos de coca, la ejecución de un programa de sustitución gradual y concertada, y la declaración inmediata de la zona de reserva campesina del Catatumbo.” http://elturbion.com/?p=7446

Ahora miraremos un aparte de un diario nacional donde tambien relatan la situación:

“Los campesinos protestan en este lugar desde el pasado martes 18 de junio por el abandono estatal, y exigen que se suspenda la erradicación de cultivos ilícitos en la región del Catatumbo, así como la aprobación de una zona de reserva campesina.

En la jornada de ayer los labriegos retrocedieron y se apostaron en los cerros aledaños, desde donde se enfrentaron con la Fuerza Pública durante unas cuatro horas. No solo hubo piedras, sino también balas.

Por causa de los enfrentamientos murieron los campesinos Diomar Humberto Angarita, del corregimiento San Pablo, y Hermides Palacios, de la vereda La Tiradera, ambos sectores rurales del municipio de Teorama.”
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12895777

Ya vimos como cuatro campesinos fueron vilmente asesinados por las balas de la represión estatal, como lo dijo José del Carmen Abril, “fueron asesinados por exigir la Zona de Reserva Campesina”.

Hoy un año después como lo demuestran las pruebas y como lo reportó la Agencia Prensa Rural en su momento:

Fiscalía confirma que fueron asesinados con tiros de fusil tres de los campesinos del Catatumbo. Jueves 18 de Julio de 2013.
http://prensarural.org/spip/spip.php?article11397

Y aun así continua el proceso sin ningún avance, solo dilaciones que buscan la impunidad de los implicados que son miembros de la fuerza publica llámese Ejercito, Policía o Esmad.

Como lo dará a conocer en el informe del proceso Marcela Castellanos del Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez: Se abrió investigación después de ocurridos los hechos y se presentaron las denuncias correspondientes en la fiscalía III seccional Ocaña. Además de presentar la denuncia disciplinaria ante la procuraduría para que sean investigados disciplinariamente los comandantes del Esmad, la Policía y el Ejercito que estaba en el lugar.
Se he empezado el proceso no solamente buscando el castigo a los responsables y la reparación de las víctimas y sus familiares, además de la reparación a la comunidad en general por todo el terror y dolor causados, porque es un crimen de Estado. También deben pagar cárcel todos los responsables que ordenaron y ejecutaron el asesinato de los cuatro campesinos.

Se están presentando todas las denuncias pero de no encontrarse justicia a nivel nacional, se estará realizando las denuncias pertinentes a nivel internacional, para que estos hechos no queden en la impunidad y el olvido.

Resultados concretos:

Por la gravedad de los hechos la fiscalía III seccional de Ocaña abrió la investigación y por la presión del campesinado a nivel nacional e internacional en el marco del paro.

El colectivo tiene como los principales responsables a los comandantes de Ejercito y Policía además del Esmad presentes en la zona.

El proceso tiene una apertura penal, es decir que están investigando las cuatro muertes y que ahora el proceso ahora lo tiene el fiscal número 72 de Cúcuta, ya que apenas hace un mes le fue asignado el proceso.

Se hace necesario que la comunidad y ASCAMCAT sigan aportando pruebas y testigos al proceso.

Lo que manifiestan en el proceso es que la policía disparó haciendo uso legítimo de la fuerza, además que el ejercito no ha querido reconocer ningún disparo sobre los campesinos y mucho menos todos los atropellos que sucedieron durante el paro, que no solo fueron los muertos sino las detenciones arbitrarias, los golpes, los señalamientos. Todas estas denuncias que recogimos ya están siendo investigadas.

Ascamcat manifiesta que frente a los detenidos solo se ha dilatado y hasta el momento continúan todos los procesos sin ninguna salida.

Por todo lo anterior las comunidades campesinas del Catatumbo manifiestan que si el problema agrario, sus exigencias y sus derechos siguen siendo atropellados, nuevamente volverán a las calles a ejercer su legítimo derecho a la protesta, pero además no son solo los campesinos del Catatumbo, son los campesinos de Colombia los que están preparándose para volver a salir a las calles si el gobierno no cumple con sus exigencias que son el cumplimiento de sus derechos como ciudadanos de este país.