Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

“El principal problema de La Guajira es la desmedida explotación de recursos naturales”
Entrevista con José Lozano, miembro del Comité de Paro en el territorio, representante de la Federación de Estudiantes Universitarios (Feu Colombia) en la Universidad de la Guajira y vocero del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el departamento.
Colectivo de Prensa Alternativa del Caribe / Miércoles 3 de septiembre de 2014
 

¿Cuál es la principal problemática del departamento Guajira?

Sin lugar a duda el principal problema que aqueja al departamento de La Guajira es la desmedida y perjudicial explotación de recursos naturales como el carbón, gas natural, petróleo, sal y otros yacimientos minerales, de donde se obtienen inmensas ganancias económicas que deberían estar llegando a las comunidades en agua, luz, vivienda, salud, educación, tierra, salario, carreteras, bienestar social y no traducidas en desnutrición y muerte de 123.200 niños según cifras del DANE hasta el 2013, en carencia de agua potable en las comunidades indígenas rurales, pobreza del 60% y extrema del 38%, baja cobertura en acueducto del 51,64%, de alcantarillado del 38,96%, en un índice de necesidades básicas insatisfechas del 65,23%, en desplazamiento de las comunidades y actividad agrícola por causa de la minería, desnutrición crónica del 27%, ubicándose como una de las más altas del país, en des-financiación y precarias condiciones en la educación, la tasa de mortalidad infantil por encima del 20% y el inequitativo y desmedido uso de los recursos hídricos.

¿Cómo beneficia y como perjudica el proyecto del Cerrejón a la comunidad guajira?

Partiendo de las cifras que describí y las comparamos con la producción y exportación del 2013, que fue de 33,5 millones de toneladas de carbón, reflejadas en una ganancia de aproximadamente 1.6 billones de pesos y con tendencia de crecimiento del 43%, pues no beneficia en nada al departamento de La Guajira. Lo que está es engrosando los bolsillos de las trasnacionales, la élite económica departamental, los políticos y funcionarios de la región.

El Cerrejón evidentemente perjudica a la comunidad guajira en complicidad con el Estado y la clase política departamental en muchos aspectos si se tiene en cuenta su mega actividad explotadora. Pero para hacerlo más evidente, se podría señalar el uso que esta multinacional le da al agua, teniendo en cuenta la situación de sequía en que se encuentra el territorio guajiro. El Cerrejón para mitigar la emisión de material particulado al aire, realiza riego constante de vías internas y externas de la mina, patios de acopio y vagones de carga. Diariamente serían aproximadamente 1.500.000 litros de agua, lo cual, sumado al tiempo de que lleva explotando esta multinacional en La Guajira, es uno de los mayores gastos de agua durante todo el proceso minero y una alarmante situación, viendo en el estado de sequía en que se encuentra la región, donde a diario vemos pérdidas de cultivos, animales y la misma vida humana a falta de este preciado líquido.

¿Cuál es la causa de la sequía y desnutrición en el departamento?

Bueno, para hablar de sequía y desnutrición en el departamento es necesario hablar de la Alta Guajira. La causa de la sequía en la Alta Guajira no se puede relacionar solo con un fenómeno climático, ni la desnutrición con el árido desierto, sino también como consecuencia de las políticas neoliberales que permiten el mal manejo del río y represa del Ranchería, los cañaverales, y de la misma cuenca por parte de la multinacional y terratenientes.

La desnutrición que es generalizada en el núcleo familiar, tampoco se presenta a causa de la pérdida de la capacidad de producción propia de alimentos. Se presenta también a causa de resultados inciertos de los programas de alimentación, a causa de la corrupción y falta de control a todos los niveles administrativos de los gobiernos de turno, donde ya se han comprobado las millonarias inversiones que se han hecho para mitigar este riesgo y su contraste con la alarmante situación nutricional del departamento, siendo para el año del 2010 el tercer departamento con mayor índice de desnutrición en Colombia.

¿Los recursos de regalías que se producen por explotación minera cuántos son y cómo son invertidos?

En el departamento de La Guajira, hasta el año del 2009, se había recibido cerca de 1.939.185 millones de pesos por concepto de explotación de carbón, gas y sal. Algunos expertos plantean que estos recursos han sido insuficientes para superar el estado de desarrollo del departamento, mientras otros argumentan que estas regalías no se ejecutan bajo prioridades, desconociendo principios de planeación. Lo cierto es que el departamento cuenta con altísimos índices de necesidades básicas insatisfechas, pobreza, pobreza extrema, analfabetismo, mortalidad infantil, desnutrición, desplazamiento minero, falta de vivienda, baja cobertura de servicios públicos y una cadena de mandatarios en prisión por mala administración de recursos.

¿Las comunidades son tenidas en cuenta para la toma de decisiones frente a la intervención en el territorio?

El problema no es que no lo hagan, sino la forma de cómo se hacen. Esto con relación a las consultas previas que se hacen a las comunidades indígenas, donde existen varias denuncias con relación a que gobierno y las multinacionales están haciendo uso de medios persuasivos, sobornando y engañado para poder lograr su cometido. Ese fue el caso de las consultas hechas para la desviación del río Ranchería, donde las mismas comunidades indígenas denuncian a sus autoridades las cuales han sido compradas con lentes oscuros, una camioneta burbuja y una mujer bonita.

Ahora, el tema de que si las comunidades son tenidas en cuenta para las decisiones que se toman frente a la intervención en el territorio, es fácil decirlo cuando las cosas se hacen a las espaldas, donde la población no ven saciadas sus necesidades a pesar de contar con recursos propios, no se les consulta en el momento de planear, organizar, ni mucho menos ejecutar. El departamento pasa por una alta crisis institucional.

¿Por qué ha sido necesario salir a paro frente a otras alternativas de movilización?

El pueblo guajiro es considerado un pueblo de diálogo. Esto como herencia de nuestra cultura indígena, la cual hace uso del poder de la palabra, representada en la figura del “palabrero” para conseguir resolver sus dificultades. Tras haber agotado los medios del diálogo (hablar antes de actuar), no se ve otra forma de expresar el malestar social a causa de los altos índices de desigualdad que aquejan y atentan contra la humanidad en nuestro territorio. El ejemplo que nos dan los campesinos y demás indígenas del país, el de volcarse a las calles a exigir soluciones, hoy se toma en el departamento, porque vemos esta forma de exigencia como la única alternativa de solución.

¿Cómo ha visto la dinámica de la mesa de conversaciones con el gobierno nacional?

El gobierno nacional arrancó incumpliendo su acuerdo de reunión el día 20 de agosto, cuando se instalaría una mesa de trabajo con el fin de evaluar la problemática de la región y adoptar las medidas que se requieren implementar. Días después se instaló esta mesa con autoridades del gobierno nacional, local, acompañamiento episcopal, defensoría del pueblo y negociadores del comité de paro, definiendo la metodología y reglas de juego con el gobierno. A la fecha, se está a la espera de dar inicio a la agenda con las negociaciones el próximo 5 y 6 de septiembre, donde se discutirán las problemáticas que se tienen con respecto al agua y saneamiento básico, y así poder hablar de una real dinámica de la mesa.

¿Cuál ha sido la respuesta del gobierno nacional y departamental frente al paro y sus exigencias?

Cuando los habitantes de La Guajira, el pasado 11 de agosto, salieron a las calles y carreteras a realizar un paro cívico departamental indefinido, con exigencias claras y justas, como expresión de descontento popular. Logró obtener un amplio despliegue mediático, ejerciendo una presión importante al gobierno nacional, llevándolo a responder casi de forma inmediata por intermedio del gobernador de La Guajira, José María Ballesteros, quien hizo uso de una carta firmada por el Ministro del Interior para poder entrar en diálogo con el pueblo que se había lanzado a las calles resistiendo al despliegue militarista y policial de 600 agentes del ESMAD y militares del Batallón Cartagena junto con sus tanquetas de guerra.

¿Cuáles son las principales exigencias del pueblo guajiro en donde hay campesinos, indígenas, estudiantes y otra serie de sectores marginados?

Las principales exigencias se delinearon de una forma general que promueven la unidad en un proceso de manifestación, a razón del descontento social generalizado, como por ejemplo, tenemos peticiones relacionadas con el tema de la salud, educación, vivienda, servicios públicos, problemas étnicos, en total fueron trece líneas gruesas, que recogen aproximadamente 80 propuestas de posibles soluciones a los problemas que aquejan al pueblo Guajiro.

Ver más fotos en: https://www.flickr.com/photos/prensa-rural/sets/72157647134246666/