Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Ministro del Interior anuncia protección a Piedad Córdoba
A través de su cuenta en Twitter, Cristo repudió los actos intimidatorios contra la exsenadora, quien recibió en su residencia un ramo fúnebre junto a advertencias calificadas como crueles y atroces por el congresista Iván Cepeda.
Prensa Latina / Martes 13 de enero de 2015
 
Foto: GUE/NGL via photopin cc

El ministro del Interior Juan Fernando Cristo aseguró hoy que garantizará protección a la abogada y defensora de derechos humanos Piedad Córdoba, amenazada de muerte por la organización criminal Águilas Negras.

A través de su cuenta en Twitter, Cristo repudió los actos intimidatorios contra la exsenadora, quien recibió en su residencia un ramo fúnebre junto a advertencias calificadas como crueles y atroces por el congresista Iván Cepeda.

Rechazamos amenazas contra @PiedadCordoba y tomamos medidas para su protección, manifestó el titular del ministerio del interior en un reciente Tweets.

Un abrazo solidario @piedadcordoba, la paz es difícil pero imparable, gracias por tu perseverancia para lograrla, manifestó la representante a la cámara por la Alianza Verde, Angélica Lozano.

Proteger la vida de @piedadcordoba es obligación del Estado, hacemos un llamado al presidente Juan Manuel Santos, expresó la política y trabajadora social Gloria Cuartas.

Según Cepeda en la medida en que avanza el proceso de paz se acentúan los ataques enfilados hacia algunos de sus promotores o facilitadores.

A finales de año Córdoba informó a la opinión pública sobre la existencia de un plan de asesinato en su contra debido a su respaldo a los esfuerzos pacificadores y particularmente a los diálogos entre representantes gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), los cuales tienen como sede a la capital cubana desde 2012.

La exparlamentaria, exiliada en Canadá durante varios años para proteger su vida y la de su familia, viajó a La Habana en diciembre pasado como integrante de la última delegación de víctimas invitada a la mesa de concertación entre la administración de Santos y el movimiento insurgente.

Tales conversaciones están destinadas a poner fin al conflicto armado colombiano, prolongado durante más de 50 años, el cual ocasionó la muerte a unos 230 mil ciudadanos.

El registro de perjudicados de forma directa sobrepasa los 6,8 millones de personas, según informes oficiales.