Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

 

La coordinación de derechos humanos recibe con agrado los avances en la Mesa de Negociación de La Habana - Cuba en materia de acuerdos en desminado humanitario y el cese a los bombardeos por un mes por parte del gobierno contra los campamentos de la insurgencia. La población de Putumayo es víctima directa del conflicto armado y con estos avances se sigue construyendo la esperanza de una Colombia en paz. Sin embargo creen que dichos esfuerzos no son suficientes y que se debe avanzar en el cese bilateral. La coordinación Insiste en que el mejor camino para la solución del conflicto social y armado en este país es por medio del dialogo y manifiesta que es necesario para Colombia que se mantengan los diálogos de Paz hasta lograr un acuerdo definitivo.

En estos momentos el departamento del Putumayo vive una profunda crisis social, económica, política y ambiental que ha llevado a las comunidades a utilizar la protesta social como mecanismo de denuncia para alcanzar la concertación de diálogos entre las organizaciones sociales y el Gobierno nacional que se vienen desarrollando desde el mes de septiembre 2014 hasta la fecha. Frente a este espacio manifiesta que los compromisos asumidos por el Gobierno nacional enmarcadas en el trabajo de cuatro comisiones: minero-energética y ambiental, sustitución de cultivos de uso ilícito, inversión social y revisión de acuerdos incumplidos y derechos humanos; las cuales hasta la fecha no han avanzado en los planes aprobados y concertados con el Gobierno Nacional. La dilatación del trabajo de estas comisiones son muestra del poco interés por parte del Gobierno Nacional en resolver la problemática del departamento, también denuncian la falta de compromisos de las autoridades departamentales y municipales en la búsqueda de la solución a esta Ven con gran preocupación el posible rompimiento de los diálogos entre la Mesa Regional de Organizaciones Sociales y el Gobierno Nacional, por lo que exhortan a este último para que asuma una posición más seria y sin dilaciones frente a los compromisos adquiridos.

Analizan con preocupación la cercanía de una nueva coyuntura electoral, pues históricamente en el departamento estos escenarios electorales han sido aprovechados por las maquinarias tradicionales que través del clientelismo, la corrupción y la utilización de la violencia, se perpetuán en el poder. En la actualidad esto se constituye en un riesgo para la real participación de las organizaciones y movimientos políticos, sociales y populares, así como para la construcción de la paz con justicia social.

Es necesario manifestar que la problemática Social y Económica en el departamento del Putumayo se agudiza gracias a la crisis petrolera, la cual se manifiesta en despidos masivos y la reducción de la inversión social en el departamento. Esto es prueba de que concentrar todo el desarrollo de una región en la explotación minero-energética conlleva no sólo al deterioro ambiental sino también a la pérdida del crecimiento de la región y la profundización de la desigualdad social, máxime cuando se desconoce las particulares y la protección del territorio amazónico. Se reitera la posición de las comunidades frente a la no exploración, explotación y expansión petrolera como único polo de desarrollo económico y social de la región.

Manifiestan el apoyo y solidaridad frente a la resistencia y movilización que adelantan los pueblos indígenas y comunidades del Alto Putumayo, contra el Proyecto Minero. “Perforación exploratoria diamantina cuatro pozos” De la empresa Angloamerican.

Red de Derechos Humanos
Mesa Regional de Organizaciones Sociales del Putumayo, Baja Bota Caucana y Jardines de Sucumbíos
Ipiales, Nariño