Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Abren puertas a la privatización de filiales de Ecopetrol
La Unión Sindical Obrera, USO, advierte que en el Plan Nacional de Desarrollo, PND, se deja la posibilidad de vender filiales de la estatal petrolera para favorecer el negocio de la refinación de privados. Le pide seriedad al ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, para que haga aportes reales
Juan Carlos Hurtado Fonseca / Domingo 15 de marzo de 2015
 
Entrada al campo de explotación de Pacific Rubiales en el Meta.

Indignación causó la publicación de los salarios de altos ejecutivos de Ecopetrol, justo cuando se argumenta crisis para afectar derechos y despido de trabajadores:

Presidente: $60.518.347; Vicepresidente Desarrollo y Producción: $60.518.347; Director Centro de Servicios Compartido: $47.347.000; Vicepresidente de activos con socios: $44.600.936.

Y no es para menos, pues Ecopetrol busca hacer ajustes de nómina que lesionarán a miles de trabajadores, aunque los costos laborales no superan el cinco por ciento del total. Además, desde el mes de enero con el pretexto del bajo precio del petróleo se realizan miles de despidos en los campos de explotación de Pacific Rubiales en el Meta; y al final del presente mes la estatal petrolera despedirá 600 trabajadores del Instituto Colombiano del Petróleo, ICP, entidad encargada de analizar la calidad de los productos que salen de las refinerías de Cartagena y Barrancabermeja.

“Con esto se va a afectar el principal centro de desarrollo tecnológico, el único centro de investigación en materia de hidrocarburos del país. Le quieren entregar el Instituto a la UIS, para que lo valide al estilo campo-escuela, es decir, que sea un escenario de práctica y termine en manos privadas”, explica sobre la medida en el IPC, Héctor Vaca, dirigente nacional de la Unión Sindical Obrera, USO.

Hacia la privatización

Algunas voces de economistas y de la misma USO aseguran que la tal crisis en el sector petrolero no existe. Lo que hay es una reducción de utilidades que quiere ser aprovechada por las operadoras para bajar costos laborales quitando derechos y despidiendo trabajadores. Además, lograr más exenciones tributarias por parte del Estado, con la amenaza de irse del país.

A Pacific Rubiales le cuesta 28 dólares la producción de un barril de crudo y a Ecopetrol 10, y en el mercado internacional está en 48 dólares, aun así, los ingresos generales de la Nación sí se verán afectados al no ser lo mismo pagar una regalía por un barril a 100 dólares que pagarla a 50.

Otro tema de fondo que se quiere sacar adelante con el pretexto de la caída de los precios, es privatizar algunas dependencias de la estatal petrolera. Aunque el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, fue enfático en afirmar que no es cierta la intención de vender áreas de Ecopetrol, pues de ahí dependen programas gubernamentales como Colombia Mayor, Jóvenes en Acción y Familias en Acción; para la USO, en el Plan Nacional de Desarrollo, PND, se deja abierta la posibilidad de vender filiales; además, se frenó el plan de modernización de la Refinería de Barrancabermeja, y Pacific Rubiales montó en Cartagena un puerto que tiene la capacidad de importar productos como gasolina y acpm. Suficientes elementos que dan a pensar que se quiere vender la refinación en favor de negocios privados.

Esto sumado a la ideología del nuevo presidente de la empresa, Juan Carlos Echeverry, y a que en los medios de comunicación se ha empezado a plantear la venta de sucursales estratégicas como Cenit, la Refinería de Cartagena y Propilco.

Otra de las acciones administrativas que genera desconfianza en el sindicato es la debilidad en la recapitalización de la empresa, ya que a sus accionistas se entregan utilidades superiores al 70 por ciento, muy por encima de las que otorgan otras empresas similares en el mundo.

“La vez pasada anunciábamos la privatización de Ecopetrol con el 20 por ciento y el gobierno salió a decir que la USO le mentía al país. Nosotros advertimos que se planteaba la venta de un paquete accionario, y finalmente se dio vía libre para vender ese porcentaje”, comenta Héctor Vaca.

Nueva presidencia

Sobre el nuevo presidente de Ecopetrol, el presidente de la USO, Edwin Castaño, expresó que en esa organización no cae bien porque: “Sabemos de dónde viene y para dónde va. Sabemos que va a convertir a Ecopetrol en la caja menor del Gobierno nacional”.

Para Edwin Castaño, el nuevo Presidente de la estatal petrolera debe recomprar las acciones de los minoritarios para que vuelva a ser 100 por ciento estatal; revisar las estructuras burocráticas donde se ha llegado a tener nóminas paralelas; finalizar el contrato con Pacific Rubiales; recobrar la operación y el mantenimiento de la infraestructura petrolera con personal directo para aumentar la productividad y confiabilidad; renegociar los contratos que desangran a la empresa como los de gastos reembolsables en los que está el proyecto de la Refinería de Cartagena; y llevar a cabo el proyecto de modernización de la Refinería de Barrancabermeja, para solventar la crisis de empleo en la región y fortalecer uno de los negocios estratégicos como la refinación.

Lo cierto es que el proyecto de modernización de la Refinería de Barranca está parado; hay despidos masivos de trabajadores y se anuncia cese de actividades en Ecopetrol. Y aunque se han realizado reuniones entre el sindicato y el Ministro de Trabajo no ha habido soluciones.

Según Héctor Vaca, fueron convocados para que Luis Eduardo Garzón apareciera como mediador e hiciera un show mediático, pero sin aportes a soluciones en la problemática del sector.

De otra parte, el ministro ha expresado que no han habido despidos masivos por parte de Pacific Rubiales en el departamento del Meta, que solo son terminaciones o suspensiones de contratos; a lo cual Héctor Vaca responde: “Hay que determinar claramente cuál es la intención de Garzón. Primero manda un mensaje que aquí no está pasando mayor cosa y que el paro de la USO no se justifica, pero otra cosa es la realidad que se vive.

“Cómo va a decir Garzón que es por terminación de contratos. A una empresa contratista le dicen ‘a partir de hoy no trabaja más y se va’, ¿qué hace con sus trabajadores? Pues los despide. Pero no solamente los está despidiendo, sino que está adeudándoles su salario y su liquidación. Ante esto nosotros le estamos diciendo al doctor Garzón que asuma una posición seria y firme frente a las empresas operadoras, porque ese estilo de tratar de tapar las cosas, de no llegar a concretar las cosas, llevará a que entremos en paros que de verdad afectarán la producción petrolera”.

Según la USO si los trabajadores no se movilizan habrá una crisis social en las regiones petroleras y se tendrán unas empresas operadoras poniéndole condiciones al Gobierno, renegociando los contratos de concesión y buscando nuevas exenciones de impuestos.

La salida propuesta por la USO consiste en que el Gobierno Nacional, las operadoras, el Ministerio de Minas y Energía, Ecopetrol, el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación, se sienten a hacer un análisis de lo que sucede y buscar soluciones que deben contemplar la retoma de los campos petroleros que están a punto de revertir a Ecopetrol: Rubiales y Pirirí en el Meta; Matachines en el Tolima y Santa Ana en el Putumayo; y la eliminación de las multimillonarias exenciones tributarias a las multinacionales petroleras, con lo cual se recogería buena parte de los recursos que hoy necesita el país y las regiones.