Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Inicia la jornada por la paz del 9 de abril
Los rostros de los colombianos que se asoman en las primeras horas de la jornada están evidenciando que es posible esa unidad de los colombianos por creer y hacer de la paz una posibilidad real
 

“La paz requiere algo más que el silenciamiento de los fusiles; requiere cristalizar una democracia real con reformas sociales y políticas sustanciales”, fueron las primeras opiniones de los centenares de colombianos que desde el anochecer del 8 y el amanecer del 9 de abril marcharon en apoyo al proceso de paz.

Desde las regiones más apartadas del país, ciudades y barrios; por caminos destapados, en lanchas o en buses los manifestantes llegaron a los puntos de convocatoria vestidos de blanco, rojo, amarillo y verde junto a comparsas sonoras y consignas por un cese bilateral al fuego. Bogotá, Neiva, Barranquilla, Cúcuta y Medellín son epicentros de movilizaciones.

“La paz no puede ser un sinónimo de buen negocio para la clase que ha gobernado a lo largo de la historia por los intereses de una minoría; debe ser la apertura para la construcción un nuevo país”, le dijo a prensa del movimiento político y social de Marcha Patriótica, voceros de comunidades rurales venidos del departamento del Meta.

El 9 de abril, además de ser una fecha histórica por el legado democrático del pensamiento de Jorge Eliécer Gaitán, plenamente vigente entre nosotros, se está convirtiendo en una oportunidad para cohesionar un bloque social y popular capaz de enfrentar la batalla de ideas que se vislumbra, y por ello los marchantes reclamaron una asamblea nacional constituyente que edifique un nuevo país.

Se espera que a lo largo de la jornada se escuchen distintas voces e intervenciones políticas y culturales de quienes respaldan el proceso de paz de La Habana entre el gobierno y las FARC-EP y exigen una mesa de conversaciones con las guerrillas del ELN y el EPL. La tendencia en las redes sociales y la agitación social por la jornada de la paz fueron el preludio del éxito de la movilización. Los rostros de los colombianos que se asoman en las primeras horas de la jornada están evidenciando que es posible esa unidad de los colombianos por creer y hacer de la paz una posibilidad real.