Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Pueblorrico convoca a la defensa de la vida, el agua y el territorio
Consulta popular en el suroeste antioqueño
Colombia Informa / Miércoles 22 de abril de 2015
 

En el suroeste antioqueño diversas organizaciones sociales avanzan en la construcción de mandatos populares y Pueblorrico será la cuna de una nueva Consulta Popular en el país. Desde hace cinco años, aproximadamente, el gobierno colombiano declaró una amplia zona geológica que se encuentra en un ramal de la Cordillera Occidental como el Cinturón de Oro, uno de los territorios auríferos más importantes del país.

Se extiende al menos 300 km en dirección norte-sur, desde el departamento de Antioquia hasta el departamento de Tolima y abarca la mayor porción del paso del río Cauca. Esta zona ha generado gran interés entre diversas compañías mineras como Continental Gold, Anglo Gold Ashanti, Batero Gold y Gran Colombia Gold.

Asimismo, los proyectos que se están impulsando en esta zona la ubican como la región con más posibilidades de convertirse en la primera productora de oro a gran escala lo que implicaría, sin duda alguna, la fuerte intervención de las transnacionales y modificaciones drásticas en el medio ambiente. Siendo principalmente afectados los municipios del Suroeste de Antioquia y algunos de Caldas. Sin embargo, y a la par de la aceleración minera, se han venido construyendo articulaciones sociales y ejercicios de resistencia, principalmente en municipios que nunca han tenido vocación minera, en este sentido, se ha generado un movimiento a nivel regional en el suroeste denominado Cinturón Occidental Ambiental (COA) que viene articulando trabajos desde el año 2012.

En diálogo con Yamid González, integrante del Periódico Calle 30 del Comité de Concertación Social de Pueblorrico y del COA, se obtuvo “grupos organizados como Asocomunal, la Asociación de Mujeres, el Resguardo Indígena Bernardino Panchí, la Asociación de Caminantes, la Mesa Ambiental, entre otros, vienen promoviendo acciones políticas construidas a partir de las propuestas comunitarias, en defensa del territorio como los mandatos populares, entendiendo el mandato popular como una exigencia a las instituciones locales para que acojan las propuestas”. Dicho proceso ha posibilitado avances en la interlocución con las instituciones.

Mandatos Populares

Aun cuando los mandatos parten de las necesidades y son exigencias al mismo Estado, la construcción de estos tiene una trascendencia mayor, puesto que potencian la apropiación y el empoderamiento de las comunidades en un proyecto de defensa integral del territorio, como dice Yamid “si la institucionalidad no los reconoce, para nosotros van a estar vigentes”. Desde mediados del 2014 se comenzó a hablar de la propuesta de realizar una Consulta Popular en Pueblorrico y diversas organizaciones sociales se dieron a la tarea de preparar el terreno a partir de la construcción de tres mandatos:

  1. Declarar actores no gratos a las empresas mineras que han llegado al territorio como rechazo a la locomotora minero-energética ya que vienen generando conflictos.
  2. Prohibir el uso del cianuro y el mercurio, para garantizar el derecho a la salud pública, a la vida y al agua.
  3. Convocar a una consulta popular para declarar que la vida, el agua y el territorio son derechos sagrados, supremos, autónomos y colectivos y que están por encima de cualquier proyecto económico.

Los tres mandatos fueron asumidos por las instituciones, construidos y redactados colectivamente por los grupos organizados y avalados por más de mil quinientas firmas de la comunidad. Los dos primeros se convirtieron en acuerdos del Concejo Municipal y el Alcalde convocó a la Consulta Popular. Al respecto, Yamid comentó que “en estos momentos estamos a la espera de que el Tribunal Administrativo de Antioquia se pronuncie, porque ya la Gobernación ha rechazado la declaratoria de actores no gratos y la prohibición del cianuro y el mercurio. Señalando que hemos hecho persecución política a las empresas mineras y que la regulación del cianuro y el mercurio no le compete a los municipios sino al Ministerio de Minas y Energía. Pero igual, el Tribunal Administrativo es el que tiene la última palabra, entonces, estamos esperando que se pronuncie frente a estos dos acuerdos y frente a la propuesta del alcalde de llamar a la Consulta Popular, la cual está proyectada para el 10 de mayo del corriente”.

Consulta Popular

La Consulta Popular en Pueblorrico va andando y se suma a muchas otras que se han venido desarrollando y/o proyectando en otros departamentos, como herramienta legítima para decidir colectivamente sobre el territorio. A pesar de que varios de estos procesos han sido desconocidos por el Gobierno Nacional y hasta por sentencias de las Cortes. Sin embargo, la sociedad organizada sigue proponiendo y disputando ese tipo de ejercicios de participación política.

Para el caso de Pueblorrico toma gran relevancia que no se busca convocar para decir no a la minería, como se ha hecho en muchos otros casos, sino que en esta ocasión el determinante es el sí a la vida, al agua y al territorio, en el marco de un proceso regional denominado “Suroeste Antioqueño, territorio sagrado para la vida”, que se opone a las locomotoras del llamado desarrollo y cuestiona cuáles son los derechos que deben primar en Colombia: los derechos fundamentales o los derechos económicos.

Respecto al pronunciamiento del Tribunal Administrativo, ya las organizaciones han definido que “si el Tribunal nos dice que no, pues vamos a proponer una consulta autónoma, es decir, una consulta convocada por nosotros mismos, basada en el principio de la legitimidad y no de la legalidad”. Queda claro, entonces, que habrá Consulta Popular en Pueblorrico, es por ello que desde el 17 de abril se desarrollarán espacios de sensibilización vereda por vereda y los días 30 de abril, 1 y 2 de mayo se realizará una preconsulta, animada por todos los municipios pertenecientes al COA.