Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En el Catatumbo
Se realizó con éxito el primer capítulo de la Escuela de Formación de Líderes “David Jaime”
Freddy Ordóñez / Sábado 16 de diciembre de 2006
 

Del 1 al 4 de diciembre se realizó en la vereda El Suspiro (Teorama, Norte de Santander) el primer capítulo de la Escuela de Formación de Líderes “David Jaime”, convocada por la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat). El evento contó con la participación de más de 50 líderes campesinos de la parte baja del Catatumbo, y además contó con el acompañamiento del Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez, la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC), la parroquia de La Gabarra, el Colectivo Estudiantil Brecha y la Agencia Prensa Rural.

A la escuela asistieron, según la evaluación realizada por Ascamcat, delegados de las juntas de acción comunal de Barranca, Caño Azul, Caño Mariela, Cooperativa, El Suspiro, La India y Las Palmas; de los comités de mujeres de Cooperativa, El Suspiro, La India y Riochiquito; de la Asociación Juvenil del Catatumbo, en sus capítulos de El Suspiro, El Tarra y Riochiquito; de los Comités de Obreros de La India y Morro Frío; delegados de la Asociación de Desplazados del municipio de El Tarra, e integrantes de las comunidades de Guadalupe, La Cristalina y La Ruidosa.

Recordando a David Jaime

David Jaime fue un líder regional integrante y fundador de la Unión Patriótica y del Partido Comunista Colombiano, alcalde del municipio de Tibú en el periodo 1990 - 1992, y dirigente de las marchas campesinas de 1996 y 1998. David fue un comprometido líder social del Catatumbo hasta sus últimos días. La comunidad lo recuerda por su claridad, firmeza y convencimiento sobre un proyecto político y organizativo para el país diferente al actual. También es recordado por su “mamadera de gallo” (recocha y alegría en el argot nortesantandereano).

Fue la comunidad de El Suspiro quien precisamente propuso titular la escuela de Ascamcat “David Jaime”, con el ánimo de rendir homenaje a este compañero de luchas y esperanzas. Para quienes conocimos a David fue muy emotivo el hecho de que las comunidades lo recuerdan con cariño y aprecio. Su familia igualmente envió su aceptación y agradecimiento ante este bello gesto de los catatumberos.

En la escuela igualmente se recordaron a otros líderes, dirigentes y luchadores muy buenos, muchos, lamentablemente muchos, porque fueron muchos los que el paramilitarismo aniquiló.

Esta propuesta forma parte de una política a desarrollar por Ascamcat: “La Asociación, con el fin de mantener vivos en la memoria colectiva a nuestros mártires, resaltará y recordará a los compañeros, dirigentes y líderes, y al campesinado en general que fue víctima de la máquina de destrucción paramilitar, porque no puede haber ni perdón, ni olvido”. (Declaración final del Primer Encuentro de la Asociación Campesina del Catatumbo. En medio de la violencia reflorece el Catatumbo. San Pablo, Teorama, Norte de Santander, 13 al 15 de octubre de 2006).

El contenido de la Escuela

El primer día se trabajó sobre el proceso organizativo del Catatumbo y la propuesta de Ascamcat, por medio de una charla ofrecida por la directiva de la asociación. En las siguientes jornadas, las compañeras del Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez realizaron una capacitación sobre derechos humanos, derecho internacional humanitario y mecanismos de protección.

A su vez, un delegado de la ACVC contó a los asistentes el proceso organizativo y de resistencia que ha adelantado esta organización en la región del valle del río Cimitarra durante 10 años. Finalmente, se realizaron los talleres sobre medios de comunicación, conflicto y comunidades campesinas, a cargo de la Agencia Prensa Rural y del Colectivo Brecha, y uno más sobre perspectiva de género en áreas rurales, por parte de las encargadas de la coordinación de mujer y género de Ascamcat.

Aunque hubo algunas temáticas que fueron propuestas para este primer capítulo, lamentablemente no pudieron ser desarrolladas y las personas que habían asumido este compromiso expresaron a la Asociación sus excusas y la intención de continuar acompañando el proceso formativo en la región.

Hablan los campesinos

La parte baja del Catatumbo fue muy golpeada por la violencia paramilitar. Es a esa zona donde llegan los primeros integrantes de las AUC en mayo de 1999 y desde esa época sembraron el terror y el sufrimiento en este sector. Si bien el paramilitarismo acabó con la vida de más de cinco mil personas en el Catatumbo, el tejido social se ha venido reconstruyendo en los diferentes procesos organizativos de los campesinos y los indígenas motilón bari. Esto lo manifiestan los directivos de Ascamcat, quienes afirman: “La escuela realizada en El Suspiro fue un éxito, porque por acá la gente fue muy golpeada por los paramilitares, todos vivían con angustia y miedo, ahora es el Ejército con los operativos militares quien amenaza a la población, tanto indígena como campesina, pero a pesar de eso la gente resiste”.

Otro integrante de la asociación dijo: “Ahora los campesinos estamos nuevamente con ánimos de organizarnos y contentos porque no estamos solos. Nadie venía de afuera por estos lados, y para los campesinos es muy importante todo esto, que vengan abogados, estudiantes y otros campesinos como uno, nos enseñen nuestros derechos y cómo defenderlos”.

Una campesina de El Suspiro comentó: “Es acá, en El Suspiro, donde nace la propuesta de Ascamcat y ya toda la parte baja es conocedora de la asociación y ven en ésta la herramienta para hacer exigir sus derechos y trabajar por un nuevo Catatumbo”.