Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En Cauca continúa el Ejército torturando a campesinos
 

El pasado jueves 14 de mayo en el departamento del Cauca, municipio de Corinto, corregimiento Río Negro, vereda San Pedro; siendo las 3:30 de la tarde se inició un enfrentamiento armado entre tropas del Batallón de combate terrestre No. 92, orgánicos de la Brigada Móvil N° 14 de la Fuerza de Tarea Conjunta Apolo del Ejército Nacional e insurgentes del Sexto Frente de las FARC-EP. Pocos minutos después de iniciados los combates los militares retuvieron de manera injustificada a los campesinos Lorena Castro Capaz y José Irne Solarte Henao quienes se encontraban desarrollando actividades propias de su labor como trabajadores agrícolas.

Durante las casi 4 horas que duró la retención ilegal y arbitraria de los dos campesinos, los militares ejercieron en su contra agresiones verbales, además de hacerles disparos en los pies y alrededor del cuerpo en un momento en que los pusieron boca abajo en el suelo de la vivienda del comunero José Emir Largo quien en ese momento se encontraba fuera de su hogar.

Así mismo los militares irrumpieron en la vivienda sin autorización y procedieron a requisar la totalidad de las habitaciones de la misma, dejando en desorden la ropa y demás elementos personales de los campesinos que allí habitan.

Finalmente, a eso de las 7:00 de la noche, a Lorena y José Irne se les ordenó caminar delante de los militares mientras un soldado les dijó: “Si hay algún minado, los que van a caer son ustedes”. Luego de avanzar un buen trecho en estas condiciones, los comuneros fueron liberados.

Por causa de los enfrentamientos el techo de la vivienda de la Señora María Nelly López resultó afectado por la explosión de un artefacto.

Posteriormente, el martes 19 de mayo, en el centro poblado de la vereda, a eso de las 2:30 de la tarde, a la vivienda del comunero José Emir Largo llegó un grupo de militares del Batallón de combate terrestre No. 92, orgánicos de la Brigada Móvil No. 14 de la Fuerza de Tarea Conjunta Apolo del Ejército Nacional. Pocos minutos después ingresaron a las habitaciones y requisaron la casa dejando desordenado el interior de la vivienda. Luego instalaron un campamento móvil en las inmediaciones del hogar campesino.

De igual manera los pobladores del lugar reportaron que varios animales se han perdido desde que se inició la presencia militar en la vereda.

Es de resaltar que Lorena Castro Capaz, José Irne Solarte Henao, José Emir Largo y María Nelly López, los campesinos que se se vieron dierectamente afectados por los hostigamientos de las fuerzas militares, son miembros de la Asociación pro Constitución de Zonas de Reserva Campesina del municipio de Corinto -Asprozonac Corinto-, organización filial de Fensuagro–CUT y del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano y a su vez del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el Departamento del Cauca.

Frente a la actual situación de zozobra y temor fundado sobre los pobladores de la vereda San Pedro del corregimiento Río Negro del municipio de Corinto; y ante la agudización de la confrontación armada en los territorios de comunidades campesinas, indígenas y afrocolombianas del norte del Cauca, se responsabiliza al Estado Colombiano en cabeza del señor Juan Manuel Santos Calderon, a la Gobernación del departamento de Cauca en cabeza de Temístocles Ortega, y en particular al General Mario Augusto Valencia Comandante de la Tercera División y al Brigadier General Wilson Danilo Cabra Correa Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Apolo del Ejército Nacional, por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) cometidas por integrantes de fuerzas armadas regulares en la zona de operaciones de las unidades militares que dirigen.

Se exige garantizar por parte del Estado los derechos a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y de su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y a la libre movilidad de Lorena Castro Capaz, José Irne Solarte Henao, José Emir Largo y María Nelly López, de los pobladores de la vereda San Pedro, del corregimiento de Río Negro y de los demás integrantes de la Asociación pro Constitución de Zonas de Reserva Campesina del municipio de Corinto -Asprozonac Corinto- que se están viendo afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas regulares en áreas de operaciones militares del Estado Colombiano y que se desarrollen las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario consagrados en los hechos de esta denuncia pública.