Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Guajiros no aceptan “microfonazo” de Santos
En una breve visita a La Guajira, el presidente Santos dijo que son “solo 294 los niños de la etnia Wayúu fallecidos como consecuencia de la desnutrición”.
Libardo Muñoz / Miércoles 24 de junio de 2015
 
La Guajira padece una sed crónica. Foto Defensoría del Pueblo.

“Es inaudito que el presidente Santos intente borrar de un ‘microfonazo’ la realidad”, dijo Ángel Roys, vocero de la comunidad wayúu, en La Guajira, sobre la mortalidad infantil por las consecuencias del hambre y otras privaciones de lo más elemental en este territorio.

En una breve visita a La Guajira, el presidente Santos dijo que son “solo 294 los niños de la etnia Wayúu fallecidos como consecuencia de la desnutrición”.

Javier Rojas, también activista de la Asociación de Autoridades tradicionales wayúu, le salió al paso a las afirmaciones de Santos y dijo que “son 4.770 los niños muertos en La Guajira, según cifras de hace un año en la alta Guajira.

“Invitamos al presidente Santos a que juntos visitemos uno por uno los cementerios donde yacen con nombres propios para siempre los niños muertos por desnutrición”, afirmó Rojas.

El médico pediatra Spencer Rivadeneira, natural de La Guajira y activista de la atención facultativa de la niñez en su región, se sumó a las voces que contradicen al jefe del Estado sobre tan sensible y angustioso tema, que enluta a los más pobres de un departamento que parece condenado a la pobreza y las enfermedades, por encima de los millones de toneladas de carbón y de quién sabe qué otras riquezas que brotan de su suelo, aparte del gas, en forma incesante, por tuberías y en el vientre de los barcos de las multinacionales, financiadoras del paramilitarismo.

En lo que va de 2015, ya se cuentan 25 fallecimientos de niños en diferentes localidades del extenso y árido territorio guajiro, en grupos asentados en las llamadas “rancherías”, donde faltan el agua y las proteínas, bajo un sol inmisericorde.

El presidente Santos habló también de una inversión de 6,9 billones de pesos en La Guajira, pero la opinión del colectivo ciudadano es que la corrupción, la impunidad y la omisión de los dirigentes políticos dio cuenta de semejante cantidad de dinero, pues el bienestar del pueblo ha desaparecido y la concentración del poder es cada día más descarada.

La Autoridad Tradicional Wayúu solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares para recuperar el río Ranchería, en vías de una absurda privatización, y frenar la crisis humanitaria de un departamento sobrediagnosticado, de acuerdo con líderes sociales de la región Caribe.

El Gobierno Nacional solicitó a la CIDH ampliación del plazo para pronunciarse sobre el hambre y la desnutrición de la niñez guajira, para no mencionar enfermedades como la tuberculosis que diezman a la población adulta, mientras ex gobernadores y ex alcaldes de todo el territorio huyen de la Justicia.