Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Congreso paraguayo deberá contestar a ex presidente Lugo
Corte Interamericana dio trámite a demanda respecto a su destitución.
Prensa Latina / Miércoles 15 de julio de 2015
 
Fernando Lugo, ex presidente de Paraguay y senador por el Frente Guasú.

Las dos cámaras del Congreso de Paraguay tienen hoy en su poder un requerimiento de trámite hecho por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la demanda presentada por el ex presidente Fernando Lugo respecto a su destitución.

El pedido lo entregó el canciller Eladio Loaiza, quien afirmó que el poder legislativo es el encargado de encargarse del asunto, aunque fue el Ejecutivo el receptor del texto de la CIDH.

En diciembre de 2012 el ahora senador por el Frente Guasú envió su demanda a esa Corte sobre el juicio político realizado en el Congreso que lo sacó del poder el 22 de junio del propio año, un controvertido proceso considerado un golpe parlamentario contra el entonces mandatario.

Lugo exigió ante la CIDH su reposición en la Presidencia o un resarcimiento económico por esa acción, que el Congreso sigue considerando apegada a la Constitución.

Loaiza dijo haber entregado el requerimiento a la Cámara de Diputados y el Senado para definir el tema, porque el Ejecutivo es solo un canal, no tiene participación en este caso, y aclaró que la CIDH dio al Estado paraguayo un plazo de tres meses para obtener una respuesta.

Lugo asumió la Presidencia de la República el 15 de agosto de 2008 al ganar las elecciones del 20 de abril anterior, con lo cual terminó el continuismo de más de 60 años del Partido Colorado.

En mayo de 2012, la finca Campos Morombi de la localidad de Curuguaty, a 240 kilómetros al noreste de Asunción, fue ocupada por un centenar de campesinos para protestar por la escasez de tierras agrícolas en el departamento de Canindeyú.

Tres semanas después el Ministerio del Interior ordenó el desalojo por la fuerza de la propiedad, lo cual provocó enfrentamientos violentos entre ocupantes y la fuerza policial con saldo de 17 personas muertas, 11 campesinos y 6 agentes.

El 21 de junio la Cámara baja del Parlamento aprobó la realización de un juicio político en contra del jefe de Estado con la alegación de un mal desempeño en sus funciones y un día después Lugo, quien se había negado a renunciar, fue destituido.

La demanda del ya ex mandatario ante la CIDH la presentó cinco meses más tarde y ahora el Congreso está encargado de contestar a la solicitud.