Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

FARC-EP solidarias con víctimas de masacres de la Operación Orión
“Se debe evitar que sus victimarios pretendan ahora, por efecto de la propaganda, convertirse en sus redentores”.
Prensa Latina / Miércoles 29 de julio de 2015
 

Las FARC-EP manifestaron hoy su solidaridad con las víctimas de masacres acontecidas en 2002 en Medellín en el marco de la Operación Orión, en un mensaje donde denunció la connivencia entre el Estado colombiano y el paramilitarismo.

En el contexto de los diálogos de paz que desarrollan en La Habana desde 2012 con el gobierno de Juan Manuel Santos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) afirmaron que la Operación Orión fue una infamia que significó la perpetración de graves crímenes de lesa humanidad por las fuerzas del Estado.

En un comunicado, la guerrilla recordó cómo "la juventud de un barrio popular (Comuna 13 de Medellín) fue convertida en el enemigo interno a eliminar por un Estado tomado en esos días por el paramilitarismo", hecho denotado en acciones como este operativo militar impulsado por el ejecutivo del entonces presidente Álvaro Uribe.

Mientras tanto, este lunes el gobierno colombiano inició una gran excavación forense en busca de los desaparecidos y en donde se prevé hallar decenas de cuerpos de víctimas del conflicto en esa zona.

Sobre este hecho, la insurgencia recordó que a pesar de que la institucionalidad supo desde el primer día dónde fueron enterrados los cuerpos de las víctimas, y su paradero era un secreto a voces, 13 años se han necesitado para que estos emergieran de entre los escombros de la impunidad.

No más silencio, no más ocultamiento: los colombianos de la Comuna 13 merecen el reconocimiento y la solidaridad de todo nuestro pueblo, y se debe evitar que sus victimarios pretendan ahora, por efecto de la propaganda, convertirse en sus redentores, reclamó la guerrilla.

No obstante, las FARC-EP expresaron que "en medio de la inexcusable demora de las autoridades, nos congratulamos de que el Estado haya decidido por fin apersonarse de estos compatriotas asesinados y desaparecidos, entregando sus cuerpos a sus familiares, para que les den una sepultura digna".

Ello sin duda no habría sido posible si no fuera por la presión de las comunidades y el impulso a la verdad y a la lucha contra la impunidad que están propiciando las Conversaciones de Paz de La Habana, agregó la insurgencia.

Asimismo, las FARC-EP llamaron a la sociedad colombiana a movilizarse para exigir el fin de la connivencia entre el Estado y el paramilitarismo.

Para ello resulta urgente llevar adelante las medidas de esclarecimiento y desmonte de tal fenómeno, asunto que hace parte principal de la Agenda de las Conversaciones de Paz en La Habana, aseveró la guerrilla.