Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Poema
Germinando la paz de mi país
Jhon Jairo Salinas / Viernes 7 de agosto de 2015
 

Ya no más lagrimas por nuestros muertos,

Ya no más huérfanos, no más niños olvidados,

Ya no más mujeres maltratadas.

Ya no más mutilados, descuartizados.

Es hora de darnos un abrazo, una flor, un beso, una acaricia,

Es hora de reír, la paz de mi país va venir,

Soñamos por un país alegre, multicultural,

Afros son la danza alegre de mi país,

Indígenas y campesinos cultivarán otra vez nuestro maíz.

Hay país, país, país, país, con sus ríos, cordilleras, valles, selvas,

Son para siempre nuestra raíz.

Gaitas, acordeones, tamboras, bandolas, son la armonía de nuestro país.

Atardeceres de mi llano, joropeando voy caminando,

Por la paz sigo intrigando.

Hortalizas, sorgo, y millo de mis valles,

Serán los alimentos de mi gente,

organizados en mi pueblo valiente,

Alzados en lucha valiente,

Contra una guerra ardiente,

Que se esconderá en el oriente,

Reemplazándola por una paz sonriente,

De hombres y mujeres, con corazones valientes.

Blancos, negros, mestizos, amarillos, mulatos,

Son verdaderos colores de mi bandera,

Por la paz caminando en las laderas,

forjando la verdadera bandera,

¡Sí la bandera de la paz con justicia social!

Alimento para nuestros ancianitos,

Leche para nuestros niños,

Agua para nuestras huertas,

Árboles para nuestros pajaritos,

Fincas para nuestros animalitos,

Alimentarán los bebecitos,

Que en el futuro serán los padrecitos,

De mi patria libre de guerreritos.

¡Al mundo le decimos que en el corazón de América,

Hay un refugio humano abrazado por tres cordilleras,

Donde nos arrullamos en hermosas laderas,

Y, nos bañamos bajo el azul de nuestros océanos,

En los manantiales de nuestras selvas,

Fertilizaremos la tan anhelada paz,

Apabullando con gritos la maldita guerra,

Latiendo esta Colombia,

Para desterrar por fin el fantasma de esta inmerecida guerra!