Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Cahucopana promueve trabajo en defensa de los derechos humanos en otras zonas del Nordeste Antioqueño
Cahucopana / Miércoles 16 de septiembre de 2015
 

Tras diez años de experiencia organizativa en la defensa de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario en el Nordeste Antioqueño específicamente en los municipios de Segovia y Remedios, se evidencia la necesidad de comenzar a compartir dichas experiencias en otros municipios del nordeste que también han sido víctimas del conflicto armado, en este sentido, la Corporación CAHUCOPANA se ha dado a la tarea por medio de sus equipos de trabajo de conformar en los municipios de Yolombó, Yalí, Vegachí, San Roque, Cisneros, Santo Domingo, Amalfi y Maceo los comités de derechos humanos con el objetivo de defender, proteger y promocionar los DD.HH y el DIH.

Por tal motivo, los días 30 y 31 de agosto del 2015 se realizó en el municipio de Amalfi en la vereda La Manguita el primer taller de DD.HH y DIH, en el que se trabajaron los temas de mecanismos de protección y autoprotección y los marcos jurídicos, dando como resultado la creación del comité de derechos humanos en dicha vereda. Además, como iniciativa de algunos miembros de la comunidad se iniciaran acciones para visibilizar y poner freno a las afectaciones que ha generado la base militar adscrita al batallón de infantería N° 3 “batalla de Bárbula” séptima división brigada 14, ubicada a escasos metros de algunas viviendas de la vereda.

Este espacio fue propicio para que la comunidad se pronunciara respecto a la violación de sus derechos en el territorio como producto de la ejecución de proyectos hidroeléctricos en la región que han generado diversas afectaciones. Algunas de sus denuncias son:

Afectaciones del proyecto hidroeléctrico LUMA I y LUMA II

El proyecto hidroeléctrico LUMA I y LUMA II ha venido generando una situación de zozobra e incertidumbre con relación a la estabilidad y la tranquilidad en el territorio, toda vez que son varias las situaciones en que se han visto afectada las viviendas, los terrenos y los trabajos de los pobladores de la región , se han averiado viviendas, desviado fuentes de agua y secado sus nacimientos, del mismo modo han cerrado caminos he impedido el paso por aquellos denominados “reales” por los que transitan diariamente la comunidad. Entre otras afectaciones.

Existen numerosas inconformidades en la comunidad frente al proyecto LUMA I y LUMA II:

  • La forma como ha sido socializado el proyecto no ha sido clara por parte de la empresa frente a las comunidades, lo que ha generado inseguridades y miedos en las familias por temor a ser despojados de sus tierras sin un trato digno, sin ser compensados ni indemnizados por parte de la empresa. Y sin que esta considere que las familias están siendo afectadas y den por sentado que la socialización del proyecto que se viene llevando a cabo es de total aceptación y total comprensión por parte de las comunidades.
  • La comunidad ha manifestado el miedo de que la empresa expropie por vía administrativa las tierras de las comunidades por ser un proyecto de interés colectivo, como lo ha manifestado ésta.
  • Falta de asesoramiento a las comunidades en cuanto a los pro y contra del proyecto.
  • No ha habido una presentación a los habitantes de la región de la licencia ambiental para dicho proyecto. A pesar de que la comunidad ha citado en diferentes ocasiones al INCODER y a la empresa.
  • No habido una negociación justa con las familias de la región en cuanto a al manual de valores de los predios que debe utilizar de forma parcial o total la empresa. Ni de las viviendas afectadas por la ejecución de carreteras.
  • Afecta de forma significativa la actividad económica de los mineros artesanales de la región ya que el punto donde se realiza el proyecto energético es uno de los puntos donde cotidianamente los habitantes, en especial mujeres cabeza de hogar, ejercen el barequeo en la región al ser un punto de baja peligrosidad y cercano a los lugares de vivienda.

Cabe mencionar que como estrategia de la empresa, el proyecto se socializa solo con algunos líderes de la región otorgándole determinados incentivos económicos, laborales entre otros. Esto cumple el objetivo de dividir las comunidades y genera privilegios para la minoría y perjuicios para la mayoría de la comunidad. De esta forma la empresa evade su responsabilidad con toda la comunidad.

Afectaciones de la base militar perteneciente al Batallón de infantería N° 3 “batalla de Bárbula” séptima división brigada XIV

La base militar se encuentra ubicada en la vereda La Manguita, municipio de Amalfi, Antioquia, a escasos metros de algunas viviendas, y se han presentado enfrentamientos con la insurgencia que también hace presencia en la región, dejando en medio a la población civil.

Esta base militar está ubicada en este punto para proteger la infraestructura del proyecto hidroeléctrico Porce III y a la empresa EPM.
Con la presencia de la base militar en la vereda la Manguita se violan los principios del DIH, pues se pone en riesgo la vida y los bienes de los civiles.

Debido a esto las familias afectadas directamente se han pronunciado y han interpuesto denuncias en la administración local (alcaldía), EPM, procuraduría general de Antioquia, personería municipal, batallón de infantería N°3 Puerto Boyacá e instituciones no gubernamentales, con el objetivo de recibir algún tipo de protección para su vida y bienes, obteniendo como respuesta la negligencia de las instituciones municipales y del gobierno.

Las acciones de denuncia realizadas por la familias implicadas han traído como consecuencia amenazas de muerte, hostigamientos y desplazamiento contra algunas personas de la comunidad. Algunas familias afectadas directamente han tenido que abandonar súbitamente y desplazarse con su familias donde se encuentran menores de edad. Estas familias han sido señaladas por parte de miembros del ejército de dicho batallón, de milicianos de las guerrillas y que son apoyo de las mismas, que sus acciones son orientadas por los insurgentes para facilitar su ingreso a la región. También miembros de este mismo batallón han acosado sexualmente a algunas mujeres de la comunidad.

Personas pertenecientes a estas familias han sido desplazadas de otras regiones de país por grupos armados ilegales y ahora son víctimas de hostigamientos del ejército nacional.