Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Municipio de Patía, Cauca
Campesino y su hijo de 4 años desaparecidos en Cauca
 

El pasado lunes 28 de septiembre de 2015 en el departamento de Cauca, municipio de Patía, en el corregimiento La Fonda, vereda El Zarzal cerca de las 9:00 de la noche el campesino Ildefonso Meneses Solarte (de 30 años de edad) y su hijo Jorlan David Meneses López (niño de 4 años de edad), con motivo de reunirse con familiares salieron con destino al centro poblado del Bordo Patía.

Pese a que se iban a reunir con sus familiares Ildefonso Meneses y su hijo Jorlan David nunca llegaron. Hasta la fecha el número de celular de Ildefonso se encuentra apagado y ni él ni su hijo aparecen.

Es de señalar que Ildefonso pertenece a la asociación Campesina Agropatía, al Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano Pupsoc y al Movimiento Político y Social Marcha Patriótica; por lo tanto se responsabiliza al Estado colombiano en cabeza de Juan Manuel Santos Calderón, a la Gobernación del Departamento de Cauca en cabeza de Temístocles Ortega, al Brigadier General Mario Augusto Valencia comandante de la Tercera División del Ejército Nacional, al coronel Jorge Hernando Herrera Díaz Comandante de la XXIX Brigada del Ejército Nacional, por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) que puedan ser cometidas en contra de la población civil en la zona de operaciones de las unidades militares que dirigen.

Se exige entonces responsabilidad estatal frente a los derechos a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y a la libre movilidad de Ildefonso Meneses Solarte, su hijo Jorlan David Meneses López, de su familia y la de los integrantes de la Asociación Campesina Agropatía y de los pobladores del Municipio de Patía afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas irregulares en áreas de operaciones militares del Estado colombiano.

Se le exige al Estado Colombiano y la gobernación del departamento de Cauca el inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales. Que adelante además las medidas necesarias para lograr garantizar los derechos a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y de su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y la libre movilidad de Ildefonso Meneses SOLARTE y su hijo Jorlan David Meneses López, de su familia y de los integrantes de la Asociación Campesina Agropatía y de los pobladores del municipio de Patía afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas regulares en áreas de operaciones militares del Estado Colombiano. Asimismo que desarrolle las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) consagrados en los hechos de esta Denuncia Pública. Y por último que adelante las acciones necesarias con el fin de activar el mecanismo de búsqueda urgente en relación a los hechos relatados más arriba.

Se le exige a la Defensoría del Pueblo que cumpla con su papel institucional de velar por la garantía y el respeto a los derechos constitucionales a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y la libre movilidad de Ildefonso Meneses Solarte y su hijo Jorlan David Meneses López, de su familia, y la de los integrantes de la Asociación Campesina Agropatía y de los pobladores del municipio de Patía, afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas regulares en áreas de operaciones militares del Estado Colombiano.

Se solita a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), en el marco del cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las normas internas y externas que se ha comprometido a respetar y que se inicien las investigaciones a que haya lugar por el desconocimiento de las mismas. Se insta a los organismos de derechos humanos y organizaciones populares a mantenerse atentos y en alerta a la crítica situación de derechos humanos que está afrontando el departamento de Cauca.