Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Anzorc se solidariza con Carlos Morales, líder de Cahucopana
 

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina - Anzorc - expresa su más profunda solidaridad con el compañero Carlos Morales, con su familia y con la Corporación Acción Humanitaria por la paz y Convivencia del Nordeste Antioqueño – CAHUCOPANA, así como con el señor Juan Guillermo Rojo, jefe de seguridad del dirigente campesino.

Rechazamos la forma en que se han utilizado los hechos ocurridos el 27 de septiembre en el municipio de Yondó Antioquia, en los cuales se ha desdibujando la situación de riesgo que afrontó en ese momento el dirigente campesino aprovechando para estigmatizarlo y desprestigiar su labor.

Desde hace años Carlos Morales se ha desempeñado como defensor de los derechos humanos en el Nordeste Antioqueño, denunciando violaciones a los derechos de las comunidades campesinas, ha sido parte del proceso de resistencia territorial en la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra y fue un líder destacado en las luchas agrarias y populares dadas en el marco del paro agrario del año 2013.

Sin duda Carlos es un referente en la defensa de la tierra y el territorio y precisamente su trayectoria lo han vuelto blanco de amenazas a su vida y su integridad. Por eso hoy ANZORC rechaza la campaña de desprestigio en contra de Carlos Morales y de su labor como defensor y dirigente, rechazamos la persecución y estigmatización de los procesos organizativos y políticos, en especial de las organizaciones campesinas.

Exigimos al Gobierno colombiano y sus instituciones hagan prevalecer el derecho a la libertad, al debido proceso y a la presunción de inocencia y de igual manera se detenga la práctica sistemática en contra personas que como Carlos llevan es sus venas la exigencia del respeto por los derechos humanos, la defensa de la vida, la dignidad humana, la tierra y el territorio.

¡Libertad para Carlos Morales!