Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Terrorismo de estado
Ex coronel aceptó falsos positivos en Caldas
El coronel en retiro Róbinson González del Río ha denunciado que los “falsos positivos” fueron política de Estado bajo Uribe Vélez.
Agencia Prensa Rural / Sábado 14 de noviembre de 2015
 

En audiencia de acusación, el ex coronel Róbinson González del Río aceptó cargos por dos asesinatos ocurridos en la vereda Trocaderos de Neira, ocurridos en 2007 y que fueron presentados como muertos en combate por el Ejército.

La fiscalía 57 especializada de derechos humanos de Medellín le formuló acusación por los delitos de homicidio en persona protegida, porte ilegal de armas de fuego y falsedad ideológica en documento público.

El 30 de septiembre, la Fiscalía le imputó cargos al coronel (r) por su participación en 32 ejecuciones extrajudiciales, registradas en diferentes municipios de Antioquia y Caldas entre 2006 y 2009. González del Río aceptó su responsabilidad.

Y el 5 de noviembre aceptó el asesinato de Javier Andrés Moreno Marín y Janio Sepúlveda, ocurridos el 29 de septiembre de 2007.

La fiscalía explicó que los uniformados recogían de cada uno diez mil pesos para comprar armas y ponérselas a las víctimas. Así mismo, se conoció que varios de los soldados tuvieron que pedir baja, pues fueron amenazados luego de denunciar los falsos positivos.

El ex coronel manifestó: “no he querido sacarle el cuerpo a la responsabilidad, ni mucho menos. Aclaro que, contrario a lo que dicen algunos medios de comunicación, nunca he matado ni maltratado a los campesinos víctimas; como comandante di la orden de dar de baja a delincuentes, pero por orden de otros mandos”.

Explicó que las personas asesinadas tenían antecedentes judiciales.

González del Río entregó un listado a las autoridades en el que se relacionan 26 operaciones militares que adelantó en Caldas, Cauca y Valle del Cauca, donde se presentaron ‘bajas no legales’. En desarrollo de esos operativos se habrían presentado entre 38 y 43 víctimas.

González señaló al menos a 27 militares, entre ellos varios generales y coroneles, de estar involucrados.

Ante estos señalamientos la Fiscalía General inició un proceso de verificación y práctica de pruebas, lo que motivó el llamado a cinco generales por su presunta responsabilidad en estos crímenes.

Los generales llamados a interrogatorio son Leonardo Gómez Vergara, Jairo Antonio Herazo Marzola, Hernando Pérez Molina, Justo Eliseo Peña y Emiro José Barrios Jiménez.

González afirmó que “las bajas irregulares que se hicieron en el batallón bajo su mando, esto es, el Batallón Contraguerrilla No. 57 Mártires de Puerres, se realizaron con el conocimiento y en algunos casos en acuerdo con el general Hernando Pérez Molina, comandante de la Tercera División del Ejército Nacional; y del general Leonardo Gómez Vergara, quien era el comandante de la Tercera Brigada”.

“Para esa época el comandante del Ejército era el general Mario Montoya Uribe, de quien dice era el que motivaba y presionaba para que se dieran esas bajas en combate no legales”.