Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

¿Es Barrancabermeja la ciudad futuro del Magdalena Medio?
Melkin Castrillón / Domingo 15 de noviembre de 2015
 

Pues que pena contradecir al señor coronel Florilo en decir que el ESMAD actuó después que los vendedores ambulantes taparan la vía, lo que hicieron los ciudadanos fue por la indignación, la necesidad de ser escuchados y por las prácticas groseras, de provocación y de abuso de autoridad por parte del ESMAD que llegó golpeando y tirando gases lacrimógenos y balas de goma a todos los que pasaban en esos momentos por el sector comercial. Hasta un defensor de derechos humanos de CREDHOS fue golpeado por la policía cuando intentaba intermediar con el ESMAD para que no siguiera agrediendo con fuerza desmedida a los vendedores, en especial a las mujeres, niños y ancianos que se encontraban en esos momento en su trabajo informal; con ellos el ESMAD si son valientes.

Coronel: va tocar que se salga de sus oficinas y que visite mas la zona de los operativos en la ciudad para que se entere de la descomunal forma de actuar de su tropa ya que constantemente violan los derechos humanos de la población civil torturando, golpeando y con maltratos verbales.

Totalmente de acuerdo que necesitamos una ciudad ordenada. Pero esto se debe comenzar desde la administración, concejo y desde la misma policía ya que dentro de ellas hay corrupción, contrabando, prostitución, narcotráfico, etc. Estas personas que están en estas áreas son los que han provocado que la ciudad esté en la pobreza y miseria. Barranacabermeja no solo la comprende, el sector comercial, tenemos que visitar la periferia de la cuidad, todos estos comerciantes informales no son contrabandistas, son padres, madres y hermanos que buscan en la calles del comercio el sustento del día, por lo menos llevar la comida a sus familiares, todos tenemos derecho a un trabajo digno o básicamente como hacen los ambulantes a un trabajo.

Por qué no nos preguntamos cuántos de los comerciantes formales tienen varios negocios, de ropa, calzado, panaderías, drogerías, discotecas y ellos solo lo utilizan para enriquecer sus bolsillos sin importarle la cuidad, muchos de ellos ni siquiera son de Barrancabermeja, sus ganancias son invertidas en otras ciudades del país, por qué no nos preocupamos si los señores que nos gobernaron y nos van a gobernar tienen propiedades en la ciudad o por fuera de la ciudad ¿de dónde se sacó la plata para obtener esas propiedades? pues si no lo saben, de nuestros bolsillos por medio del cobro del impuestos y de nuestros recursos que nos llegan por regalías que fueron robados por estas honestas personas.

Todos los colombianos nos indignamos cuando se mostró por los medios comunicación tradicionales la problemática de la frontera cuando el gobierno venezolano utilizó medidas para enfrentar el paramiltarismo y el contrabando, deportando colombianos implicados con grupos paramilitares del territorio venezolano pero no nos indignamos cuando se desalojan barrios completos sin importar si hay niños aguantando hambre y que van a quedar en las calles al sol y al agua, son estas personas las que sin trabajo, sin techo donde vivir, sin oportunidades, ven la única alternativa de vida en vender dulces, limonada en los semáforos y calles de las ciudades huyéndole a los grupos armados legales e ilegales, a la prostitución y al micro tráfico.

Invito a todos los barranqueños a que hagamos una profunda reflexión y nos pongamos en los zapatos de los demás, conocer las problemáticas de la ciudad visitando los barrios y no detrás de un escritorio, no esperar solo que los medios de comunicación nos la muestre todo el tiempo manipulada y acomodada a los intereses de lo mas poderosos de la ciudad.
Necesitamos una ciudad donde todos tengamos oportunidades laborales y que todos seamos reconocidos como sujetos políticos para las transformaciones sociales donde haya paz con justicia social.