Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Libertad inmediata para Manuel Flores en Boyacá
No más montajes judiciales
Red de Derechos Humanos de Putumayo / Martes 9 de febrero de 2016
 

El pasado 29 de febrero el Juez Primero Municipal con función de control de garantías decretó en Puerto Asís libertad por vencimiento de términos para las siguientes personas:

  • María Priscila Oristegui (madre), recluida en la cárcel de Mocoa.
  • Manuel Flores Gaviria (padre), recluido en la cárcel de Cómbita.
  • Manuel Flores Oristegui (hijo), recluido en la cárcel La Picota.
  • Argimiro Marín Pérez, recluido en la cárcel de Mocoa.

María Priscila Oristegui, Argimiro Marín Pérez y Manuel Flores Oristegui fueron puestos en libertad y actualmente se encuentran en sus respectivas comunidades con sus familiares.

Por su parte a Argimiro Marín Pérez, si bien quedó en libertad, informó a la Red de Derechos Humanos que al salir de la cárcel le retuvieron sus documentos. Y por otro lado Manuel Flores Gaviria continúa recluido en el centro penitenciario y carcelario de Cómbita, Boyacá. Desde el 2 de febrero el Juzgado Primero Municipal de Puerto Asís envió un despacho comisorio al municipio de Cómbita para el juzgado promiscuo Municipal el cual contiene la orden de libertad decretada del pasado 29 de febrero de 2016. Se ve con preocupación que Manuel Flores aún no goza de su derecho constitucional a la libertad y corre riesgo su integridad física y emocional.

Por antecedentes se sabe que el despacho del Juzgado Promiscuo en Cómbita presenta congestión judicial y negligencia administrativa; no cuenta con un centro de servicio que permita agilizar los trámites internos entre un circuito judicial y otro como la radicación de oficios; tampoco cuenta con servicio de fax o correo electrónico para dar cumplimiento al principio de celeridad procesal.

Es preocupante la situación de los detenidos en centros penitenciarios de Colombia, donde no sólo se encierran seres humanos sino también sueños e ilusiones de hombres y mujeres con ideas transformadoras que buscan el bienestar y garantías de los derechos humanos de las comunidades, los cuales son juzgados, encerrados y en muchos casos son condenados sin garantías al debido proceso y en otras ocasiones no admiten que son libres por su inocencia.

Por todo lo anterior se exige la liberación inmediata de Manuel Flores Gaviria y celeridad en los demás casos que hoy hacen parte de la lista de procesos estancados por las no garantías reales y por los falsos montajes y el cartel de testigos falsos.