Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paramilitares amenazan de muerte con panfletos a comunidades del Magdalena Medio
Juventud Rebelde Magdalena Medio / Sábado 5 de marzo de 2016
 

Juventud Rebelde Magdalena Medio alerta sobre el riesgo inminente en el que se encuentran las comunidades en Barrancabermeja ya que podría desatarse una oleada de violencia a gran escala sobre los ciudadanos de este municipio y otros municipios aledaños. Se alerta también sobre el grave peligro que corren las organizaciones y líderes defensores de derechos humanos por cuenta de las amenazas directas y los actos de terrorismo masivo ejecutados por grupos paramilitares que se hacen llamar Urabeños y Autodefensas Campesinas de Colombia que declaran objetivo militar a un gran número de personas y organizaciones sociales.

Genera zozobra la circulación de panfletos esparcidos por las calles o introducidos alevosamente en las casas en horas de la noche los días 1 y 2 de marzo, ya que estos actos provocan pánico generalizado ante situaciones que atenta contra la paz, la sana convivencia y el derecho a la vida. Resulta aún más preocupante que todo esto ocurrió sin que las autoridades policiales se percataran del hecho terrorista de gran escala territorial y en el que inexplicablemente hombres armados en motocicletas transitaron por las calles de los barrios de varias comunas en medio de un apagón eléctrico, periodo durante el cual, estos individuos intimidaron a personas y difundieron los mencionado panfletos.

Los sujetos armados lanzaron una amenaza directa de muerte indicando que tenían una lista de personas declaradas objetivo militar, entre el listado se encuentra el secretario de masas de Juventud Rebelde en Barrancabermeja y otras personas más del barrio 3 de octubre, en donde también reside el secretario nacional de derechos humanos del mencionado movimiento juvenil. Entre tanto cabe resaltar que el hijo del alcalde de Barrancabermeja, joven que ha venido desarrollando una labor de articulación entre la institucionalidad y las organizaciones sociales y juveniles, también fue intimidado y amenazado por sujetos armados que se movilizaban en una motocicleta el mismo día en que fueron esparcidos los panfletos en la ciudad.

Se pone en conocimiento público esta difícil situación por cuanto Juventud Rebelde es una organización juvenil que lucha por la defensa de los derechos juveniles, la participación política de los jóvenes en las dinámicas de la vida social, económica, política y cultural, así como en los escenarios pensados para la construcción de paz y por lo tanto se considera en alto riesgo de ser afectada, dadas las amenazas de las bandas paramilitares, ante la falta de garantías para preservar la vida de los integrantes de este movimiento juvenil.

Se solicita a los organismos de investigación y control hacer las respectivas pesquisas para dar respuestas y soluciones reales a esta difícil situación de orden público en el que dos miembros activos de Jueventud Rebelde fueron amenazados. Los barranqueños no quieren volver a los tiempos en los que las masacres hacían parte de la cotidianidad de Barrancabermeja y en los que las organizaciones defensoras de derechos humanos no podían desempeñar sus labores.

Finalmente se exige que el Estado garantice la preservación de la integridad física y psicológica de los integrantes de Juventud Rebelde ante el riesgo inminente de ser afectados. Se responsabiliza asimismo al Estado colombiano por no hacer efectivo el derecho constitucional a la paz y la tranquilidad. Quedan algunas inquietudes por resolverse ante estos acontecimientos como ¿Hasta dónde llega la responsabilidad de la Fuerza Pública en estos hechos? ¿Qué garantías tienen los defensores de derechos humanos para seguir ejerciendo la tarea legal y legítima de defensa de los derechos fundamentales?

Todos a una sola voz exigimos:
¡No más guerra!
¡Desarticulación del paramilitarismo ya!
¡Queremos territorios de paz, no de violencia!
¡Los jóvenes le apostamos a la paz y no a la muerte!