Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En Argentina
El genocidio tras la privatización de YPF en Salta, cortes y bloqueos a Pan American Energy por trabajo
Agencia de Noticias Biodiversidad / Viernes 30 de enero de 2009
 

"Estas empresas están haciendo un vaciamiento de los recursos, nuestros recursos no renovables, de los cuales no nos dejan nada y de los cuales se viene haciendo un genocidio en nuestra zona, porque tenemos compañeros de las comunidades aborígenes que están en la lucha..."

En la madrugada del lunes pasado, en la provincia argentina de Salta, cientos de trabajadores desocupados del Departamento San Martín, decidieron iniciar 5 cortes y bloqueos en los accesos de la trasnacional petrolera Pan American Energy, reclamando puestos de trabajo para hombres y mujeres de la zona. A partir de la privatización de YPF, la desocupación asotó el sustento y la forma de vida de los pobladores de esa provincia. Cansados de sobrevivir con planes de apenas 150 pesos, la Mesa Coordinadora de Desocupados, la Agrupación y Cooperativa 17 de Octubre, los Ex Ypefianos (trabajadores de YPF) y la Unión de Trabajadores Desocupados de Mosconi, entre otras organizaciones, salieron a exigir el cumplimiento de la fuente de trabajo que la privatización les arrancó.

En medio de la amenaza de desalojo para que la gente abandonara la protesta, la Agencia de Noticias Biodiversidad, pudo conversar con Adriana, de la Agrupación y Cooperativa 17 de Octubre, acerca de la dura realidad que afrontan las familias para subsistir a diario.

Adriana: Esta lucha viene hace varios meses, nosotros hemos retomado la lucha a partir que del Gobierno de la Provincia no hemos podido recibir respuesta concreta de la mediación que hacían con Pan American Energy, que es una de las operadoras que Repsol tiene acá en la zona. Estamos reclamando puestos de trabajo para las organizaciones sociales que pertenecen a la Mesa Coordinadora Departamental de Desocupados, estamos reclamando puestos de trabajo para los varones y puestos comunitarios para las mujeres. Estas empresas están haciendo un vaciamiento de los recursos, nuestros recursos no renovables, de los cuales no nos dejan nada y de los cuales se viene haciendo un genocidio en nuestra zona, porque tenemos compañeros de las comunidades aborígenes que están en la lucha.
Hemos retomado la lucha el lunes a la madrugada, hay diferentes cortes, diferentes bloqueos. En el que estoy yo, en San Pedrito, tenemos aproximadamente 120, 130 personas, la mayoría son mujeres. Mujeres desocupadas que están haciendo el reclamo a estas empresas que se están llevando nuestros recursos naturales y no nos están dejando nada. Lamentablemente desde que se privatizó YPF acá la zona ha quedado muerta económicamente, y ningún gobierno de los que pasaron anteriormente, ni de los que vienen pasando han tomando medidas serias para reactivar la economía de nuestra ciudad.

-  La privatización de YPF ha significado gran desocupación para la gente de la zona.

Adriana: Para nosotros en el Departamento San Martín, ha significado la muerte económica, exactamente. Sabemos que los trabajores de YPF son propietarios del 10% del patrimonio social de las empresa, así haya sido privatizada, eso el Gobierno no lo reconoce. Acá estamos ex ypefianos y desocupados, todo un conjunto que se ha sumado a la lucha. Hay 5 cortes entre Tartagal y Mosconi, dos ciudades que están a una diferencia de 5 ó 7 kilómetros aproximadamente.

- ¿Cuáles son las organizaciones que están participando de los cortes?

Adriana: Son prácticamente 12 organizaciones las que andan
bloqueando los accesos a la entrada de la empresa Pan American Energy. Ha llegado la notificación de desalojar el lugar, muy a pesar de que todavía el Gobierno no se ha reunido con la empresa, no tenemos ninguna respuesta concreta. Lamentablemente vemos una vez más que la justicia opera a favor de los que tienen, de los que pueden.

- ¿En qué condiciones se vive desde que YPF fue privatizada?

Adriana: Tenés un 70% de desocupación, y esa gente subsiste con un ’plan’ de 150 pesos y algún ’bolsón’, ó ahora con las tarjetas sociales de 50 pesos que ha implementado el gobierno provincial, pero creo que todos somos concientes que esto no es suficiente, porque no llegás al monto de la canasta básica familiar. Cuando acá un litro de aceite está costando entre 5 y 7 pesos, un kilo de harina 2 pesos, un kilo de arroz 3,60 ó 4 en algunos lugares, ¿cómo crees que se le puede dar de comer a una familia? Acá en la zona, en las grandes ciudades es diferente, pero acá en la zona, tenemos familias numerosas, cinco, siete, ocho hijos. Acá el que menos tiene, tiene 3 hijos.

- Nos decías que también comunidades indígenas de la zona se han solidarizado y sumado a la lucha.

Adriana: Hay comunidades en lo que es Piquirenda, en Yacuy, y en mi agrupación tengo gente de las comunidades indígenas, gente de la comunidad toba, comunidad wichí, comunidad guaraní, la mayoría son mujeres y hay algunos varones, aparte de compañeros criollos que están en la lucha, que están reclamando, y yo creo que ellos son los auténticos propietarios de todos los recursos naturales que estas empresas nos están robando desde hace años. Nadie controla. Para nosotros sí hay leyes, para nosotros sí hay castigo, para nosotros hay pena cuando nos llevan detenidos a algunos compañeros luchadores por reclamar lo que es justo. No estamos reclamando algo que no nos corresponde. Estamos pidiendo lo que nos corresponde por derecho, trabajo. Porque lamentablemente las empresas estas cuando vienen a operar en la zona, traen gente de otro lado como si no hubiese en la zona mano de obra desocupada calificada para hacer los trabajos que ellos están haciendo.


- Adriana, muchas gracias por la charla, ¿hay algo que quieras agregar?

Adriana: Yo quiero agregar que acá desde el día que se cerró YPF venimos padeciendo un genocidio, porque se nos han matado compañeros en las rutas, ahora se nos viene a intimar para desalojar. Yo te digo, tengo personalmente la inquietud y el temor de que esto vuelva a ser en Tartagal y en Mosconi como en el año 97 y 98, porque la gente está cansada y está decidida prácticamente a enfrentar. Y es a lo que nosotros no quisiéramos llegar y esperamos que el gobierno de la provincia intervenga. Confiamos en el compromiso de ellos, de que van a hacer las cosas como nos prometieron. Nos prometieron que van a mediar para que no se llegue a esas situaciones, creemos que es un cambio, porque es un gobierno nacional al que hemos apoyado y hemos confiado, y esperamos que realmente sea ’un cambio’ y haya respuesta para nosotros los tartagalenses y los habitantes del Departamento San Martín que venimos postegardos desde hace años.