Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

¡Cesó la horrible noche!
Córdoba abre las puertas a la paz
Fundación Social Cordoberxia / Domingo 26 de junio de 2016
 

La Fundación Social Cordoberxia es una institución defensora de los derechos humanos; una organización no gubernamental facilitadora y dinamizadora, en el departamento de Córdoba, de escenarios de sensibilización y pedagogía para la paz, y de preparación popular y comunitaria para las nuevas dinámicas sociales y políticas en el postacuerdo. Por tales motivos, la fundación manifiesta con alegría y fervor el respaldo inmarcesible al fin del conflicto armado entre las Farc-EP y el Gobierno Nacional en cabeza del presidente Juan Manuel Santos, que se ratificó con la firma del acuerdo de paz “Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, y dejación de armas”.

Hace cuatro años, cuando se instaló la negociación de paz en La Habana - Cuba, empezaron a materializarse los sueños de la Nueva Colombia en paz con justicia social y ambiental. Sueños que por más de cinco décadas han sido el anhelo y la necesidad del pueblo colombiano, envuelto en un conflicto armado, político y social; producto de los intereses de un sistema económico que históricamente a exterminado el nacimiento de nuevas ideas y de alternativas correspondientes con las realidades y penurias de la mayoría de hombres y mujeres.

Hoy Colombia empieza a escribir un nuevo capítulo de su historia, en el que todos tenemos la responsabilidad de participar, a fin de lograr que cada uno de los acuerdos contenidos en estas negociaciones puedan implementarse, pues ésta es la garantía de una patria con paz duradera y constante.

Se invita al pueblo del departamento de Córdoba a alistarse para vivir esta nueva realidad, en donde la aceptación y reconciliación con la diversidad y las diferencias debe ser fundamental. Vamos a abrir las puertas de nuestras ciudades para que gloriosamente entre la paz, junto con esos miles de hombres y mujeres que resistieron y lucharon por darnos ese momento que seguramente trascenderá a la Nueva Colombia que necesitamos y merecemos.

Se invita también a vestirse de esperanza, izando banderas blancas en nuestras casas, lugares de trabajo, escuelas… anunciando a nuestras familias, vecinos, amigos la llegada de la paz.

Es el momento que nos corresponde a todos en este capítulo de la historia en el que seremos los protagonistas. Blindemos nuestra oportunidad de paz con justicia social cambiando por buenos, los malos comentarios; rechazando la intención guerrerista, contagiando al incrédulo de optimismo.

Pueblo del departamento de Córdoba, ¡cesó la horrible noche! Bienvenidos a la Nueva Colombia.