Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

San josé de Apartadó
Simulacros, otro metodo de guerra
Comunidad de Paz de San José de Apartadó / Lunes 19 de septiembre de 2016
 

Los ingenios de la guerra no paran, esta vez acuden a los más perversos mecanismos de la guerra sucia. Un nuevo episodio revela el cinismo de quienes atizan la guerra donde la población civil lleva la peor parte.

De nuevo nuestra Comunidad de Paz deja constancia de nuevos hechos en contra de la población civil:

- El jueves 15 de septiembre de 2016, hacia las 21:45, se presentó un intercambio de disparos entre tropas del Ejercito Nacional y Policía Nacional contra un grupo de militares/paramilitares que se atrincheraron a disparar desde varias casas del casco urbano de San José. Dicho enfrentamiento simulado se prolongó hasta las 22:45 horas del mismo día.

- Este mismo jueves, hacia las 22:20, cinco sujetos portando armas largas y vistiendo prendas militares cruzaron el asentamiento comunitario de la Comunidad de Paz en San Josecito. Los sujetos venían desde San José por toda la carretera que conduce a Apartadó. A la altura de San Josecito retuvieron por varios minutos a un miembro de nuestra Comunidad de Paz, al cual le apuntaron con sus fusiles obligándolo a arrodillarse e impidiendo que les mirara a la cara argumentando que eran paramilitares. Después de varios minutos lo dejaron libre. Los sujetos continuaron su recorrido sobre la carretera hacia Apartadó. Horas mas tarde, subieron vehículos con tropas militares hacia San José.

- El viernes 16 de septiembre, en horas de la mañana, hicieron presencia en el casco urbano de San José, autoridades civiles y militares supuestamente con el objetivo de evaluar la situación. Según versión de varios civiles que participaron de dicha reunión, tanto la policía como el ejército se enfurecieron por las declaraciones de los pobladores que señalaron a los paramilitares como los responsables de dicha incursión armada. Pues según la versión de los mandos militares esta acción armada era responsabilidad de las Farc.

Nos queda muy claro que lo que se pretende aquí es simular combates e incursiones que generen terror y zozobra a la población civil, que luego son atribuidas a cualquier actor armado, con el único propósito de justificar la militarización y paramilitarizacion de la región. Lo peor es involucrar en estos escenarios de guerra a la población civil al motivarlos a que pidan la presencia de un actor armado que persiga y elimine al otro.

Exigimos a todos los actores y generadores de violencia no pisotear más nuestros espacios de vida y trabajo y a la vez rechazamos la presencia de cualquier grupo armado legal o ilegal en nuestro territorio.