Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Amenaza de paramilitares en zona de frontera colombo-venezolana
Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat / Miércoles 9 de noviembre de 2016
 

El pasado 6 de noviembre en la población de la República Bolivariana de Venezuela conocida como El Cruce, fue depositado dentro de las viviendas del casco urbano un panfleto firmado el denominado grupo paramilitar Urabeños de la frontera quienes son los herederos de los paramilitares que operaron abiertamente hasta el año 2004 bajo el mando de los hermanos Castaño, Salvatore Mancuso y otros comandantes de estos grupos.

En el documento aludido este grupo hace mención de una serie de personas como Junior Alexander Maldonado quien se desempeña como secretario de relaciones internacionales de Juventud Rebelde Catatumbo, Carlos Alberto Guzmán y Juan Carlos Maldonado quienes pertenecen a la fundación Catatumbo en Marcha y otro grupo de personas que hacen parte del Frente Fronterizo por la Paz y otros que se dedican a ejercer el comercio. Este grupo ilegal amenaza contra la vida de los mencionados por medio de la mal llamada “limpieza social”, al ser declarados objetivos militares por supuestamente hacer parte de las estructuras financieras de grupos insurgentes como las Farc–EP y el ELN. Estas amenazas han generando pánico y zozobra, no sólo en los aludidos y el movimiento social, sino también en la comunidad fronteriza en general.

Ante este lamentable suceso la Asociación Campesina del Catatumbo manifiesta su rechazo hacia este acto de intimidación en contra del movimiento social. Es lamentable que grupos armados ilegales, externos a la hermana República Bolivariana de Venezuela, generen este tipo de represiones en contra del proceso de la Revolución Bolivariana. De igual forma se extiende el acompañamiento solidario para las personas víctimas de este acto de terror ya es conocido que son personas de honorable reputación que luchan incansablemente, a pesar de su exilio en el vecino país por la falta de garantías de seguridad en Colombia, para lograr la paz con justicia social estable y duradera que abarque esta zonas con tan intensas repercusiones del conflicto político, social y armado.