Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En Barranquilla la clase dirigente es indolente
Mientras ellos se vanaglorian de Barranquilla como una ciudad “próspera” y ejemplo para el país, la violencia se toma las calles, la informalidad crece y bordea el 60%, mientras la capital ocupa el penúltimo puesto en progreso social entre las diez más grandes del país.
Partido Comunista Colombiano / Martes 7 de febrero de 2017
 
Foto Carsten ten Brink via photopin (license)

El Partido Comunista Colombiano Zonal Atlántico ve con preocupación cómo día a día se deterioran las condiciones sociales y laborales de los barranquilleros frente a la indolencia de una clase dirigente encabezada por el alcalde Alejandro Char, a quien sólo le interesa incrementar sus riquezas. Mientras ellos se vanaglorian de Barranquilla como una ciudad “próspera” y ejemplo para el país, la violencia se toma las calles, la informalidad crece y bordea el 60%, mientras la capital ocupa el penúltimo puesto en progreso social entre las diez más grandes del país. Esta es la verdad que los medios no dicen, pero que la gente vive día a día y se revela en hechos como los que se enumeran:

—Aumento de la violencia: más de 60 muertos en lo que va corrido del año, atraco por doquier y temor en todos los barrios de la ciudad.

—El 56% de los barranquilleros se encuentra en la informalidad y quienes trabajan formalmente lo hacen en condiciones pésimas y con bajos salarios.

—El maltrato a la mujer y los feminicidios aumentan vertiginosamente.

—Se niegan los espacios verdes a la ciudad como se pretende hacer al querer tomar parte de la Reserva Ambiental de la Normal La Hacienda para construir un nodo del SENA.

—La ciudad se torna invivible ante la inseguridad y los constantes retenes de las autoridades que persiguen a los ciudadanos honestos mientras campea la delincuencia.

Ante el panorama descrito invitamos a todos los sectores democráticos y progresistas a apoyar decididamente la lucha de los compañeros de la Normal La Hacienda por el respeto a su reserva ambiental, así como de las mujeres, trabajadores y demás sectores populares, e instamos a todos a trabajar juntos por una Barranquilla con justicia social y en la que no se beneficien unos cuantos.

Hay que devolverles Barranquilla a los barranquilleros para que la clase corrupta y elitista que la dirige no se siga enriqueciendo a costa de los ciudadanos.

¡Todos unidos por la justicia social!

Partido Comunista Colombiano - Zonal Atlántico