Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Bucaramanga
Educadores al son de los colores, las consignas y la movilización por la educación
Agencia Prensa Rural / Miércoles 24 de mayo de 2017
 

Las principales calles de Bucaramanga se han visto inundadas por una nutrida movilización de maestros; con pancartas, pitos, voces, colores, cuerpos que danzan y ríen, buscan sentar una postura clara frente a la negligencia educativa que se presenta en Colombia. Cerca de seis mil personas se mantiene firmes para exigirle al Gobierno Nacional, garantías para el desarrollo educativo de los niños, niñas, jóvenes y adultos.

La exigencia principal: educación gratuita, de calidad y con garantías para todos los colombianos. El medio de reivindicación: la movilización, el paro institucional y la radicación de un pliego de peticiones. La finalidad: buscar que en Colombia se tenga un mejor régimen educativo con ciudadanos formados para la paz, la justicia y la vida. La respuesta del gobierno: reducción del presupuesto para la educación, régimen salarial para maestros limitado, sistema de pensiones inalcanzable, instalaciones educativas en estado deplorable y burocratización escolar para mantener los índices y estándares nacionales e internacionales. Con todo ello a diario los maestros hacen su mejor trabajo frente a un Estado que los desconoce, que los castiga con jornadas extenuantes, con baja inversión y con reglamentaciones que impiden la construcción de la crítica, la lucha y la organización social desde las aulas.

Ante ello Fecode decidió extender su labor, saliendo de las aulas a las calles, pues evidentemente el silencio y la opresión que mantenía al magisterio callado se convirtió hoy en el motor con el que han tomado las calles como su mejor aula. Las clases se dictan en la movilización. Allí, no solamente padres de familia y estudiantes les acompañan, sino que además los transeúntes se enteran de las exigencias para garantizar un mejor régimen escolar en Colombia. A ellos, a los maestros valientes, les acompañamos en sus reivindicaciones y sus luchas. A ellos, valerosos docentes, les confiamos la educación de nuestras próximas generaciones y les acompañamos a construir un mejor país.