Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Circunscripciones de paz: más representación a víctimas
Esta nueva figura dará la posibilidad de elegir representantes a la Cámara a territorios afectados por el conflicto
Oficina de prensa de Marcha Patriótica / Viernes 28 de julio de 2017
 
Foto: Diego J. Lizcano 7D2_9759-Editar via photopin (license)

La creación de 16 circunscripciones especiales de paz en el Congreso de la República durante dos periodos legislativos es uno de los compromisos del acuerdo de La Habana suscrito por el Gobierno nacional y las FARC.

Estas circunscripciones beneficiarán a las regiones más afectadas por el conflicto armado y a ella sólo podrán aspirar organizaciones sociales y de víctimas con asiento en ellas. Pero no a candidatos de los partidos políticos tradicionales ni del nuevo partido de las FARC.

“Esta nueva figura da la posibilidad de elegir representantes a la Cámara a territorios que han sido afectados por el conflicto armado durante varias décadas”, explicó Miguel Cifuentes, líder agrario y miembro de la comisión electoral de Marcha Patriótica.

Estas 16 curules tendrán asiento en la Cámara de Representantes durante dos periodos (2018-2022 y 2022-2026), serán adicionales a las existentes y beneficiarán al mismo número de regiones.

“Es una figura sui géneris, que es nueva, y que falta que sea reglamentada por esta legislatura”, aseguró Cifuentes en diálogo con la Oficina de Prensa de Marcha Patriótica. Y añadió que por ello hay que realizar una labor de pedagogía y socialización para que las regiones se preparen ante el nuevo escenario.

“Las comunidades y las organizaciones sociales no saben qué son. Por eso la iniciativa de explicar esta figura para que la gente se pueda apropiar y conectar con ellas”, agregó.

Este 25 de julio, el Senado de la República aprobó en segundo debate (por 63 votos contra 3) el proyecto que da creación de las circunscripciones especiales de paz. La iniciativa hace trámite mediante el procedimiento legislativo especial (o “fast track”) con el que se reglamentan las normas para implementar el acuerdo de paz.

El proyecto aún debe sortear dos debates en la propia Cámara de Representantes, donde se espera el voto positivo de las bancadas que apoyan el acuerdo de paz.

“Habrá a partir del 2018, y por dos periodos, hasta el 2026, representación de los territorios, particularmente de los que han sido afectados por el conflicto y por la violencia, lo cual significa que tendremos en el Congreso voces plebeyas, de campesinos, de indígenas y de afrodescendientes”, señaló por su parte Jairo Estrada, senador de Voces de Paz, al concluir el segundo debate de las circunscripciones.

Los candidatos a estas circunscripciones sólo podrán ser inscritos por grupos significativos de ciudadanos, organizaciones sociales, consejos comunitarios o resguardos indígenas.