Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Sin permiso estaría AngloGold Ashanti explorando otras zonas del Tolima
Nelson Lombana Silva / Jueves 16 de abril de 2009
 

Los tentáculos de la transnacional AngloGold Ashanti que paulatinamente viene penetrando las entrañas de la frondosa vegetación de la vereda La Colosa, municipio de Cajamarca, Tolima, con el fin de apoderarse del oro, arrasando más de dos mil hectáreas de bosque, perteneciente una gran parte al parque natural Los Nevados, con la apátrida bendición del presidente Álvaro Uribe Vélez, al parecer no satisface ampliamente la glotonería de ésta, y aprovechando la permisibilidad de la intrascendente clase dirigente regional y nacional, sin permiso viene explorando otras zonas potencialmente auríferas del territorio tolimense.

La denuncia fue formulada por campesinos de las veredas: El Gallo, Astillero, La Calera y Cay, municipio de Ibagué, quienes fueron invitados por la funcionaria de esta transnacional, Sandra Roncayo, a una reunión en la vereda El Gallo el próximo sábado 18 de abril a partir de las dos de la tarde en la escuela, con el fin de socializar algunas “ayudas” a los campesinos de la zona que hacen parte del gran cañón del Combeima.

Ofrecieron recursos para arreglar la vía carreteable, lo mismo que apoyar otras actividades de los habitantes del sector, en la fase inicial de ganarse la comunidad para entrar y salir sin ningún problema, explorando casi que clandestinamente la quebrada La Calera y su entorno, pues hasta el momento no tiene ni licencia ambiental, ni permiso para explorar este corregimiento del extenso cañón.

Según los campesinos, han visto varios tipos moverse por la rivera de esta fuente hídrica, fuertemente custodiados por hombres vestidos con prendas militares en unas oportunidades y en otras de civil, generando miedo entre los labriegos de la región.

Antiguamente en las veredas El Gallo y Cay se explotaron artesanalmente minas de oro. E incluso, existen vetas de otros materiales preciosos como mármol, que los avaros miembros de la transnacional pretenden apoderarse ilegalmente, condenando a la desaparición otro sistema ecológico en el departamento del Tolima.

Al decir de algunos líderes comunitarios de la zona, “la transnacional está comprando la comunidad con promesas baladíes a espaldas de las autoridades”. (¿O... con la complicidad?)