Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Los campesinos de Colombia estamos con Tumaco
Red de Derechos Humanos de Putumayo / Viernes 6 de octubre de 2017
 

Ante los dolorosos hechos del 5 de octubre de 2017 en el departamento de Nariño, en los que a manos de la fuerza pública mueren y son heridos hermanos campesinos que ejercían su legítimo derecho a la protesta social, buscando soluciones dialogadas a los conflictos para el campo, los campesinos de Colombia estamos con Tumaco hoy. Sentimos el dolor y la impotencia de las consecuencias crueles del mal acostumbrado actuar del Ejército Nacional y la Policía Nacional.

En representación y acompañamiento de la Mesa Regional de Organizaciones Sociales y la Marcha Patriótica Putumayo, hacemos un llamado para que, en unidad y solidaridad nos pronunciemos desde nuestros territorios, en nuestra labor como defensores y defensoras del territorio, el derecho a la vida, el derecho a la tierra, la vida digna y el ambiente sano.

Colombia vive hoy un momento histórico en el que los campesinos cultivadores de coca, amapola y marihuana son protagonistas y partícipes de las soluciones para el desarrollo, la economía y el buen vivir, hacia la eliminación de las causas estructurales que originaron los conflictos y problemas de las drogas, causado por el abandono estatal y el sistema económico que históricamente nos han impuesto. Sin embargo, vemos con indignación cómo la Fuerza pública en representación del Gobierno Nacional, pasando por encima del derecho a la vida y la integridad física de las personas, insisten en hacer uso de la Fuerza, violando los derechos humanos e infringiendo el DIH.

Además, incumpliendo los acuerdos y compromisos que el señor Juan Manuel Santos en su función de presidente de la república colombiana, hizo con el País a través del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Consolidación de una Paz Estable y Duradera, por el que fue ganador del premio Nobel de Paz.

Debemos afirmar que estamos convencidos que, si la voluntad política y constitucional por parte de la fuerza púbica no avanza en las metas hacia el fin del conflicto y una paz estable y duradera, será muy complicado que esos sueños de un cambio digno lleguen a feliz término. Vemos la complicidad que existe entre los sectores burocráticos que desde las oficinas de Bogotá y las principales ciudades del país, estancan o represan las solicitudes y denuncias de estos hechos. Son responsables además, senadores y representantes que se han dedicado a dilatar e ir en contra de la tan anhelada paz que los colombianos recogidos en los sectores sociales logramos con la participación directa e indirecta en la construcción de un acuerdo final para la paz.

Es por ello que ante los hechos presentados con nuestros hermanos campesinos de Tumaco y del departamento de Nariño, responsabilizamos a Juan Manuel Santos, al gobernador de Nariño Camilo Romero, alcalde de Tumaco Julio Cesar Rivera.

Exigimos que se hagan las investigaciones que corresponden frente a los hechos y se pueda hacer justicia ante el dolor de las familias y la comunidad en este caso. Instamos al ministro de Post-Conflicto Rafael Pardo para que dé cumplimiento y avance en los diálogos que correspondan con la comunidad. Solicitamos a las entidades encargadas de hacer seguimiento y acompañar la implementación de los acuerdos de paz, para que en solidaridad con la comunidad campesina se actúe presionando a las entidades y oficinas que corresponda, para avanzar y construir garantías de no repeticion con el pueblo y para el pueblo.