Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En la mira de los enemigos de la libertad de prensa y expresión
La Marcha radio en peligro
 

El programa radial La Marcha es una iniciativa de comunicación alternativa de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC), se emite desde hace dos años los lunes y viernes a las 6 de la mañana.

El programa radial La Marcha sale al aire por Radio Uno de RCN desde Barrancabermeja y se paga con dineros de la cooperación internacional. Este año es financiado por la ONG de la iglesia católica alemana Misereor. El programa es asesorado en su realización por la Agencia Prensa Rural.

Los cinco minutos de duración de La Marcha han empezado a molestar al ejército colombiano. Desde el programa se denuncian las violaciones a los derechos humanos y las infracciones al derecho internacional humanitario que cometen las partes de la guerra. La mayoría de estas atribuidas desafortunadamente al ejército colombiano.

El año pasado Radio Uno de RCN en Barrancabermeja sufrió presiones por parte del Ejército Nacional para que el programa no pasara información sobre violaciones a los derechos humanos. Este año, efectivos del ejército han iniciado una campaña de difamaciones en la región alegando la supuesta clandestinidad e ilegalidad del programa.

El sargento Rubén Ruíz del Batallón Calibío, en una reunión sostenida el pasado 21 de enero con campesinos y ciudadanos estadounidenses miembros de Equipos Cristianos de Acción por la Paz y del Observatorio de la Escuela de las Américas, dijo textualmente que: “Después en una emisora clandestina ilegal que se llama La Marcha, yo fui denunciado por haber quitado tres gallinas a un campesino para no quitarle la escopeta. Es un ejemplo de cómo en vez de denunciarme por la radio, podrían hablar conmigo y ver que no fue como dijeron”.

En la misma reunión el presidente de la ACVC, Luis Carlos Ariza, tuvo que defender la libertad de prensa y expresión diciendo que: “La Marcha no es un programa clandestino ni ilegal. Es el programa radial de la ACVC. Nosotros sí denunciamos el hecho porque así fue denunciado ante nosotros. Tenemos un convenio con RCN y pagamos por el tiempo al aire. Cuando usted señala que es un programa clandestino, nos pone en peligro, porque aquí eso significa que es guerrillero”.

Desde aquí hacemos un llamado a todos para defender esta pequeña ventana a la realidad, estos cinco minutos de verdad, no permitamos que la oscuridad se termine de tomar nuestras vidas.