Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Crisis humanitaria en el Catatumbo por enfrentamientos entre el ELN y EPL
Yésica Ibarra / Viernes 16 de marzo de 2018
 

Las comunidades campesinas e indígenas de la región del Catatumbo se encuentran en zozobra tras las acciones violentas que se han presentado desde la madrugada del miércoles 14 de marzo en el corregimiento de San Pablo, municipio de Teorama, que hasta el momento ha dejado tres personas heridas y otra cifra desconocida en diferentes sitios de la región.

En los enfrentamientos entre las insurgencia del Ejército de Liberación Nacional - ELN y el Ejército Popular de Liberación – EPL, fueron heridos por balas perdidas Narelis Misael Olano Vera, quien se encontraba trabajando en una cafetería y el agricultor Omar Alfonso Fajardo, que se dirigía a la vereda Piedras de Moler y en horas en la tarde fue atacado con arma de fuego Luis Naín Manzano Barbosa, presidente de Asojuntas del corregimiento El Aserrío y dirigente del CISCA.

La comunidad de San Pablo se reunió en el parque principal para tomar medidas y repudiar estas acciones que ponen en riesgo la vida e integridad física de sus habitantes. A través de un comunicado a la opinión pública, la Junta de Acción Comunal hizo un llamado a las insurgencias ante esta situación “pedimos rotundamente mantenernos al margen del conflicto, por lo que a partir de la fecha exigimos la no presencia de cualquier actor armado dentro del casco urbano de San Pablo”, además de condenar la grave violación al Derecho Internacional Humanitario. Así mismo, en horas de la tarde se llevó a cabo una marcha por las principales calles del pueblo exigiendo “queremos la paz, no a la confrontación armada”.

Herido dirigente comunal en la vereda el Diamante

En la tarde de ayer se conoció que fue atacado Luis Naín Manzano, el hecho que se presentó en la vereda El Diamante, cuando dos hombres armados le propiciaron cuatro impactos de bala sin medir palabra, en este momento está en peligro la vida del dirigente, quien hace parte del Comité de Integración Social del Catatumbo- CISCA.

Ante esta situación, las organizaciones campesinas de la región se han pronunciado a través de comunicados, haciendo un llamado al diálogo y la cordura. La Asociación Campesina del Catatumbo - ASCAMCAT expresó: “Hacemos un llamado a estas organizaciones para respetar a la comunidad campesina e indígena, sus organizaciones de base y sus formas de gobierno, invitamos a la resolución de los conflictos por la vía del diálogo, para cesar la horrible noche de violencia en nuestra región y para trasegar por los caminos de la construcción de una Paz estable y duradera. Queremos recordarles que los campesinos y campesinas que mueren hoy en los campos producto de esta confrontación, son hijos e hijas de esta misma tierra que nos vio nacer”.

Así mismo, el Comité de Integración Social del Catatumbo - CISCA expresa en el comunicado: “Nuestro llamado es a parar, parar la confrontación armada de todos los actores, retomar los caminos del diálogo, insistir en otros mecanismos para solucionar las diferencias, actuar con sabiduría poniendo al centro el valor de la vida”.