Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Empresarios de la Zona Bananera presionan a trabajadores para que voten por Duque
Los trabajadores además denuncian persecución a la asociación sindical y precarias condiciones laborales
 
Foto: En Colombia

Denunciamos la persecución y violación al derecho de asociación, que la empresa Vives Castro y Cia., en la finca Nabusimaky, en cabeza de su propietario Santiago Vives Prieto, vienen realizando.

Hasta el 2015, esta empresa mantenía más de 20 trabajadores, bajo la modalidad ilegal de contratación “ocasionales”, a los cuales, algunos de estos con cerca de 20 años de servicio, no les pagaba ninguna garantía legal, como prestaciones sociales, dominicales, festivos, seguridad social, dotaciones, auxilio de transporte etc.

Al momento en que 16 trabajadores deciden afiliarse a nuestro sindicato, el señor Santiago Vives, tratando de persuadir a estos trabajadores para que desistieran del sindicato, les ofreció pagar montos hasta de 20 millones de pesos a estos trabajadores, por las prestaciones sociales dejadas de pagar, haciendo compromisos de pago que nunca cumplió.

En días pasados, según denuncian los trabajadores el señor Santiago Vives, les ofreció pagar estas deudas, siempre y cuando estos trabajadores renuncien al sindicato, en una fragante violación al derecho de asociación sindical.

Estos hechos ya son repetitivos, por lo cual nuestra organización Sindical le interpuso una querella administrativa en el Ministerio de Trabajo en el mes de Agosto del 2016, sin que a la fecha se tenga resultados de esta por parte de este Ministerio.

Este empresario como muchos en la Zona Bananera, vienen presionando a sus trabajadores, para que en las próximas elecciones voten por el candidato de la derecha Iván Duque, con el falso argumento que si gana Petro se acaba la inversión empresarial y que causaría el desempleo en la Zona.

Hacemos el llamado a las organizaciones hermanas, para que nos ayuden a replicar estas denuncias a nivel nacional e Internacional, y a las autoridades, que tomen cartas ante esta situación, para que no se siga violando los derechos de los trabajadores.