Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Memoria
Recordando a Ricardo Rueda, desaparecido y asesinado por el Ejército Nacional
Equipo Jurídico Pueblos / Miércoles 4 de julio de 2018
 

El 2 de julio de 2006 una persona no identificada de 22 años de edad fue enterrada en el cementerio de Fonseca, Guajira como muerto en supuesto combate con el Ejército Nacional. Más tarde, fue reconocido como Ricardo Rueda Aranda desaparecido de Floridablanca, Santander justo un día antes.

Ricardo Rueda despertó en su casa el 1 de julio de 2006 se bañó, vistió, pidió la bendición a su papá y salió para no volver. Sus padres Alia Aranda y Javier Rueda junto con sus hermanos llevan 12 años buscando respuestas a lo que sucedió. Ya son 12 años exigiendo al Estado colombiano Verdad y Justicia.

Este joven fue asesinado por el Ejército Nacional supuestamente en desarrollo de la misión táctica “Jaguar”, operación flamante el 2 de julio de 2006 en el sector Arroyo del Guatapurí, corregimiento Conejo, por el Batallón de Artillería de Campaña No. 10 Santa Bárbara. Fue presentado como guerrillero muerto en combate aun cuando el día anterior se encontraba en su casa con su familia, a unos meses de ser intervenido quirúrgicamente por peritonitis por apendicitis tratado en el Hospital de Floridablanca.

También, Ricardo era conocido ampliamente por sus vecinos y familiares que dan múltiples razones que dan cuenta de que era un joven que vivía en su casa, que trabajaba en la ciudad.

Por los graves delitos cometidos contra la vida de Ricardo existe investigación en Fiscalía especializada contra la violación de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de Barranquilla pendiente de la calificación del sumario contra algunos de los militares responsables de este crimen de lesa humanidad. Así mismo, el cuerpo de Ricardo aún no ha sido devuelto a su familia, a pesar que existe certeza sobre el lugar donde fue inhumado.

Por esto lo recordamos, clamamos que se haga justicia. Ricardo no te hemos olvidado. Hoy revivimos la esperanza, deseamos la verdad y seguimos resistiendo.