Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Persecución sindical y acoso laboral en fincas bananeras de Magdalena
Continua persecución sindical y acoso laboral, en la empresa Vives castro, fincas Nabusimaky y La Lucha, zona bananera del Magdalena, propiedad de Santiago Vives Prieto.
 
Imagen archivo

Como se ha venido denunciando, los trabajadores de la empresa Vives Franco, afiliados a Sintragrancol desde el momento de su afiliación, sufren constantemente persecución y acoso laboral, por parte de los coordinadores, capataces, administrador y propietario de estas fincas.

Además de no querer negociar los pliegos de peticiones, de vincular personal a través del ilegal “ocacionales”, de no cumplir su compromiso de pagar las prestaciones Sociales a trabajadores con más de 15 y 20 años, de no acatar las citaciones al Ministerio de Trabajo, de atrasarse en la entrega de dotaciones, denunciamos los siguientes hechos:

El pasado 19 de Junio, violando el debido proceso, el administrador de las fincas Mario Camacho, lo suspende sin fundamento por dos días, al compañero Ramón Ojeda, quien fuese de la comisión negociadora en el anterior Pliego de Peticiones, presentado.

El 11 de agosto el compañero Juan José Orosco, se afilia al Sindicato, el cual es despedido, según el administrador, por este hecho, el 18 de este mismo mes.

A la semana siguiente, a varios trabajadores, que estaban vinculados como “ocacionales” los saca de la finca, señalando a Juan José Orosco, por haberse afiliado al Sindicato.

El 4 de septiembre, nuevamente es suspendido Ramón Ojeda, sin el debido proceso, por negarse a incrementar la tarea diaria, de 1 a 1,5 hectáreas, de la labor que viene desarrollando.

En las labores para el cultivo y procesamiento de banano, las labores son pactadas, a destajo, caso que en esta empresa, se ha negado a negociar, y pretende mantener altas tareas a los trabajadores, con míseros salarios que allí se pagan.
Hacemos el llamado al Ministerio de Trabajo, para que ponga en cintura estos señores que pretenden mantener sus desorbitantes ganancias, a través de la explotación de Sus trabajadores.

A las Organizaciones hermanas a continuar denunciando, y dando su solidaridad hacia estos compañeros, afiliados a nuestro sindicato.