Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Continúa violencia de grupos armados contra campesinos en el sur de Córdoba
 

No hay condiciones de seguridad para el retorno –con plenas garantías– de las más de 700 familias desplazadas en el corregimiento Juan José – Puerto Libertador, Córdoba. El 10 de abril se presentaron casos violatorios de la integridad cometidos por actores armados ilegales contra la vida de algunos desplazados que creyeron la versión de “seguridad” que llevó la Gobernadora de Córdoba Sandra Devia Ruiz y el General Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército.

El sábado 6 de abril del año en curso, la Gobernadora de Córdoba Sandra Devia Ruiz y el General Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, “aseguraron que la operación Aquiles garantizaba el retorno de las familias desplazadas”. De manera enfática hemos dicho en los comunicados, denuncias y acciones urgentes anteriores que eso no es real y es un agravante de la situación actual.

El 10 de abril del 2019, dos campesinos desplazados, confiando en la versión dada por Gobernadora de Córdoba Sandra Devia Ruiz y el General Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, subieron –hacia su vereda Santa Rosa–a atender los animales y darle vuelta a las propiedades; al llegar soltaron unas bestias; cuando pretendían regresar fueron abordados por miembros de un grupo armado ilegal; que les acusó de ser integrantes del grupo armado ilegal adversario; fueron golpeados, uno de ellos llegó hasta el centro de salud del corregimiento Juan José en la tarde de hoy, el otro, mediante llamada telefónica –aun en el territorio– se conoció que estaba sano; presumimos está a salvo.

Como organización campesina, en nombre de todos y cada uno de los desplazados y desplazadas solicitamos se atienda con urgente esta calamidad y exigimos a la gobernadora de Córdoba y a la Fuerza Pública no hacer acción con daño. Rechazamos con vehemencia que se genere un “clima de seguridad” que no existe y se ponga en alto riesgo a la población civil víctima de este hecho tan lamentable como es el desplazamiento forzado.