Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Bombardeos y operativos indiscriminados de la fuerza pública afectan gravemente a comunidades de La Macarena
 

Desde el día 30 de mayo al 2 de junio del 2019, desembarcaron tropas del Ejército y Policía Nacional después de bombardeos indiscriminados en operativos desarrollados contra las denominadas “disidencias de las FARC”, en la vereda Yarumales, jurisdicción del municipio de la Macarena, Meta, más exactamente en el sitio conocido como La Laguna, afectando a la población civil.

El día 30 de mayo de 2019, siendo aproximadamente la 01:30 a.m. la comunidad de la vereda Yarumales, fue sorprendida por la intervención a su territorio de aviones bombarderos y helicópteros, que de manera inmediata procedieron a bombardear el área y desembarcar tropas del ejército y policía nacional sobre un sitio especifico conocido como la laguna, el cual se encuentra habitado por familias campesinas.

Según medios de comunicación, el operativo militar dejó como resultado el asesinato de Alias el ‘Negro Edward’ del 7 frente de esta disidencia y seis de sus hombres, situación que se convirtió en una tortura psicológica para los habitantes de la vereda por la intensidad de los bombardeos, sobrevuelos y ametrallamientos, dejando graves afectaciones a la población civil, toda vez que gran parte de la comunidad tienen sus viviendas sobre dicha laguna y algunas de estas familias y la escuela se encuentran ubicadas aproximadamente a un kilómetro del sitio del bombardeo, lo cual no se menciona en informes oficiales o medios de comunicación.

El día 31 de mayo de 2019, una comisión de verificación compuesta por delegados de las comunidades del sector, se desplazó hasta el sitio de los hechos con el acompañamiento de los comités de derechos humanos veredales adscritos a la Red y Fundación de Derechos Humanos Vida, dignidad y Paz. Al llegar a la vereda, las más de 300 personas se desplazaron hasta la vivienda de la presidenta de la Junta de Acción Comunal Blanca Nubia Martínez para conocer su estado y el de su comunidad, encontrándola en un estado nervioso deplorable y traumas psicológicos.

Acto seguido la comunidad procede a desplazarse a la escuela y otras viviendas de la vereda para indagar el estado de la población civil. Siendo la 01:30 p.m., en el momento que la comunidad inició el desplazamiento por el potrero de la finca de la presidenta de JAC, las tropas del Ejército Nacional que se encontraban en tierra iniciaron a disparar indiscriminadamente ráfagas de fusil y bombas en el borde de la selva que se encontraba lindando con el potrero, a escasos 200 metros de donde se encontraba lacomisión comunitaria deverificación. Así mismo, en medio del ataque indiscriminado sedioo inicio al sobrevuelo de helicópteros sobre la población civil.

Después de casi media hora de ametrallamientos y bombardeos en este sitio, la delegación comunitaria procedió a seguir su camino hacia la escuela y las demás viviendas, adicionando un nuevo objetivo que era hablar con las tropas del Ejército Nacional, que se encontraban justamente en el camino. Al pasar por el sitio la comunidad solo se encontró con el humo, el olor a pólvora y algunos árboles impactados que dejaron las armas de los soldados, y pesé a que la comunidad les gritaba que necesitaban dialogar con ellos, estos optaron por despejar el camino y retirarse hacia el lado de la laguna.

Minutos después, cuando más de la mitad de la comunidad ya se encontraban en la escuela, fueron sorprendidos nuevamente en esta ocasión por 2 aviones bombarderos tipo cafir, que en un tiempo aproximado de 20 minutos realizaron un promedio de 10 maniobras de ataque sobre la población civil, acompañados de varios helicópteros, causando pánico y amedrentamiento a la comunidad visitante y habitantes de la vereda. Luego de una hora de encontrarse en la escuela y ante la ausencia del docente que por temor se habia desplazado de la vereda, la comunidad continua su camino hacia la vivienda del vicepresidente de la J.A.C. Ángel Ortiz quien luego de hacerle una atención a la comunidad visitante, procede a informar lo siguiente:

a) La comunidad en general se encuentra traumatizada psicológicamente y en pánico por la intensidad de los bombardeos y ametrallamientos.
b) Los 12 niños y 6 adolescentes que habitan la vereda, aparte de padecer traumas psicológicos y pánico se encuentran enfermos debido al fuerte operativo.
c) Las clases escolares se encuentran suspendidas
d) La vereda se encuentra militarizada y es difícil la movilidad de los habitantes de la vereda debido al riesgo y el temor de ser atropellados por los miembros de la fuerza pública.
e) El vicepresidente de la J.A.C. denuncia que miembros del ejército nacional llegaron a su vivienda, el día 31 de mayo en horas de la mañana, le pidieron documentos de identidad a él y a su esposa y luego de presentarlos los soldados procedieron a tomarle fotografías a las cedulas con un celular para luego devolvérselas nuevamente. De igual manera denuncia que han sido vulnerados en su derecho a la intimidad por parte de las tropas del ejército nacional, ya que los uniformados luego de fotografiar sus cedulas de ciudadanía optaron por rodear su casa construida en madera y procedieron a registrar todas sus habitaciones.

Siendo las 5:00 p.m. la comunidad regresa a la vereda la Catalina, sitio escogido como punto de encuentro de todas las comunidades del sector, al llegar allí, miembros de la comunidad denuncian la desaparición del campesino Salomón Montenegro, habitante de la vereda afectada, quien se había desplazado el día 30 de mayo en horas de la mañana hacia la casa de la presidente de la J.A.C. pero que desafortunadamente nadie daba razón de su paradero.El día 1 de junio de 2019 las comunidades regresan nuevamente a la vereda afectada con la intención de encontrar al campesino desaparecido, los directivos de la J.A.C. con el libro de afiliados en la mano y ladelegación de 300 personas procedieron a buscar al ejército nacional para averiguar por el paradero deSalomón, sobre el medio día la comunidad encontró al primer grupo de soldados que se limitaron a decir que, eran tropas del ejército nacional del batallón Joaquín Paris de san José del Guaviare.

Al preguntar por la persona desaparecida, contestaron que ellos no lo tenían, llegando a un acuerdo con la comunidad para permitir que la comisión comunitaria de verificación hiciera un registro en el sitio. En el desarrollo de esta tarea la delegación se encontró con otro grupo de soldados a quienes se les comunicó la situación, y luego de varias preguntas, y averiguaciones mencionaron no saber nada del ciudadano.

Durante los días 1 y 2 de mayo, la comunidad se movilizó hasta el mediodía haciendo registros por todo el sector buscando a Salomón Montenegro en el área de influencia de la fuerza pública, en el marco del operativo mencionado, sin encontrar ningún hallazgo.

Sobre el medio día miembros de la comunidad informan que el señor Salomón Montenegro había aparecido y que se encontraba en la vereda La Catalina. De esta manera la delegación campesina que acudió al lugar concluye y considera, que su acción de solidaridad con la vereda afectada debe terminar y proceden a desplazarse a sus veredas de origen.

Responsabilizamos al Estado colombiano en cabeza del señor Iván Duque, al Ministro de Defensa Guillermo Botero, por cualquier hecho que afecte y atente física o psicológicamente la integridad de los campesinos que habitan este territorio y por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos que cometieron por el fuerte operativo militar.