Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Se dio inicio a las medidas de reparación a comunidades del nordeste antioqueño
Cahucopana validó el Plan Integral de Reparación Integral
Cahucopana / Jueves 1ro de agosto de 2019
 

El 24 de julio, en el casco urbano del municipio de Remedios (Antioquia), en un encuentro que contó con la participación del comité de impulso, los tejedores y tejedoras del proceso psicosocial que hacen parte del sujeto de reparación, Cahucopana, amigos y compañeros, se socializó y validó el Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) que fue aprobado por la Unidad para la Atención y Reparación Integral para las Víctimas y validado por los miembros de la Corporación, con el cual se dio inicio a la implementación de las medidas de reparación.

Cahucopana fue reconocida por el Estado como sujeto de reparación colectiva en el año 2017, por los daños sufridos en medio del conflicto armado. Durante el proceso de diagnóstico del daño se pudo evidenciar que las diversas estrategias utilizadas por los grupos armados vulneraron los derechos humanos e infringieron el Derecho Internacional Humanitario de la población civil, entre ellos, particularmente, a la organización Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño - Cahucopana, dejando daños en las practicas colectivas, en las formas de organización y relacionamiento y en las formas de auto reconocimiento y reconocimiento por terceros.

Las afectaciones y el impacto negativo del conflicto, en el colectivo, fueron analizados partiendo de varios hechos victimizantes: asesinatos de miembros de la organización a manos de soldados del Ejército Nacional pertenecientes al Batallón Calibio y del Batallón Energético y vial N° 8 de la XIV Brigada, desplazamiento forzado, bloqueos económicos y sanitarios, bombardeos indiscriminados, quema de caseríos, operativos de la fuerza pública desproporcionados, daño al buen nombre, estigmatizaciones, rompimiento del tejido social, entre otros.

Es un avance que el Estado reconozca que hay un conflicto armado interno, no obstante existe la necesidad urgente de reformar la actual política pública de atención a las víctimas para abordar la reparación de manera integral donde se le dé la importancia necesaria a la verdad, a la justicia y las garantías de no repetición, esta como un acto de responsabilidad por parte del Estado por acción u omisión, además que se destinen los recursos necesarios para que haya una cobertura amplia a todas las víctimas individuales y colectivas.

A pesar que se validaron 14 medidas de reparación, estas son insuficientes para subsanar el sufrimiento, el menoscabo de nuestra organización y la desaparición de nuestros seres queridos, hay pérdidas irreparables. Por ello, debe ser un compromiso del gobierno la implementación del punto cuatro (víctimas) del acuerdo final de paz, en el que el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición desempeña el rol más significativo en la búsqueda de resarcimiento del derechos de las víctimas y fomento de una paz estable y duradera.