Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En Barbosa (Santander) se discutió con las instituciones sobre los conflictos ambientales de la región
José Maykol Quintero Arias / Jueves 1ro de agosto de 2019
 

El pasado 27 de julio de 2019 en la ciudad de Barbosa se dieron cita más de 10 organizaciones ambientales, sociales y campesinas de 8 municipios de la provincia de Ricaurte del departamento de Boyacá y de Vélez del departamento de Santander para discutir junto con autoridades ambientales del orden regional y nacional, los conflictos ambientales que apremian a la región de la hoya del río Suarez.

En este espacio participaron funcionarios de la Gobernación de Boyacá, Corpoboyacá, CAS, CAR, Ministerio de Ambiente, Ministerio de Minas y Energía, Ministerio de Agricultura, Fondo de Adaptación, IDEAM, Parques Nacionales Naturales, Contraloría e Instituto Colombiano Agropecuario.

El avance de los megaproyectos como las redes de alta tensión de Sogamoso UPME 01-2013 que pretende transportar energía desde Lebrija hasta Soacha. Al igual que los proyectos mineros de explotación de calizas en Moniquirá, explotación de Sílice en Togüí y otros proyectos que se desarrollan en la región fueron objeto de discusión en la audiencia.

Frente a los derechos humanos y los defensores del territorio se presentó un completo análisis de cómo estos intereses minero-energéticos sobre el territorio resultan en amenazas sobre la vida de quienes tienen otras visiones sobre el territorio y deciden presentar su inconformidad con este modelo de desarrollo.

De igual forma, se abordó la difícil situación que genera el POMCA del río Suarez conocido como Saravita por las comunidades en donde a través de documentos de contraloría denunciaron irregularidades en la contratación, en términos de participación y por vacíos de información en el documento final aprobado.

Otra de las mesas de trabajo fue la relacionada a Cultura y Educación Ambiental en donde se analizó la situación por la que pasan herramientas de gestión de la educación ambiental como los PRAES y los CIDEA, identificando cómo aún desde los despachos de educación de las gobernaciones no se comprende su responsabilidad frente a la construcción de una cultura ambiental diferente.

Finalizando la jornada se realizó una plenaria en la que se socializaron los acuerdos logrados en cada una de las mesas de trabajo con las instituciones acompañantes.

Este es un caso exitoso de diálogo social en donde las instituciones van a las regiones a resolver las inquietudes y a nutrir su trabajo con los aportes de las comunidades. Importante espacio para el fortalecimiento de capacidades territoriales tanto para las instituciones como para las organizaciones que hacen presencia en el territorio.

Ahora queda pendiente el cumplimiento de la agenda y acuerdos que se lograron en cada una de las mesas por parte de las instituciones citadas a la audiencia por la contraloría y continuar fortaleciendo la participación ciudadana en los espacios de planeación y gestión territorial en la región del Saravita, Carare y Opón.