Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Catatumbo
Fortalecer el proceso de paz para aislar la violencia
Unión Sindical Obrera / Miércoles 18 de septiembre de 2019
 

La Unión Sindical Obrera -USO- expresa su preocupación por la oleada de violencia que lamentablemente viene tomando fuerza en la región del Catatumbo. Sin embargo este fenómeno no es nuevo, es un problema que hemos venido denunciando en los últimos años, reclamando la presencia social y económica del estado, pero solo se han limitado a militarizar la región y aún así, la violencia continúa en ascenso. Ya el pasado 22 de abril había sido asesinado por el Ejército Nacional Dimar Torres, excombatiente de las Farc en el municipio de Convención, Norte de Santander.

Si bien los tres últimos comicios electorales, que coincidieron con el proceso de diálogos en La Habana, se realizaron tranquilamente y sin incidentes de ninguna naturaleza, hoy el país de nuevo es víctima de un ambiente de guerra declarada, luego que sectores políticos de derecha sentenciaron “hacer trizas los acuerdos de paz” y el Gobierno protagoniza sistemáticos ataques contra su implementación; la consecuencia son unas elecciones en medio de una violencia que se desborda.

El pasado 25 de agosto, Emiro del Carmen Ropero, excomandante de las FARC, conocido como ‘Rubén Zamora’ y actual candidato a la Asamblea de Norte de Santander, fue interceptado en el municipio de Convención por desconocidos, lo bajaron del vehículo, despojaron a sus tres escoltas de sus armas y le prendieron fuego a la camioneta.

Este 15 de septiembre fue asesinado en el corregimiento de La Gabarra, Bernardo Betancourt Orozco, quien aspiraba por el Partido Conservador a la Alcaldía de Tibú, en Norte de Santander.

Con este crimen ya son ocho los asesinatos selectivos de candidatos que se han perpetrado en los últimos dos meses en el país y 21 desde que se inició el calendario electoral, según el tercer informe de violencia y dinámica electoral presentado la semana pasada por la Fundación Paz y Reconciliación.

La USO llama al Gobierno del Presidente Duque a reaccionar frente a la actual violencia que desborda al país. El gobierno debe producir un viraje del estado de guerra y atreverse a reabrir los escenarios de Conversación. Al inicio de su gobierno el presidente anuncio un dialogo para la unidad nacional, pero transcurrido un año de su gestión tal propósito no se ha concretado. El futuro inmediato de Colombia no puede volver a ser la guerra, la población exige un país en paz con justicia social.