Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Euskal Herria
EHNE - Vía Campesina replica a la Diputación vizcaína que el sector lácteo necesita cambios de fondo
Ante la movilización de EHNE para exigir el mantenimiento del sector lácteo, la Diputación de Bizkaia se unió ayer a las reivindicaciones de los ganaderos y anunció medidas económicas urgentes por valor de 280 mil euros y otras medidas para proporcionarles liquidez. Mikel Kormenzana, presidente de EHNE Bizkaia, recordó que la respuesta de la Diputación «puede amortiguar en parte la gravedad, pero tiene que haber cambios de fondo».
Juanjo Basterra / Viernes 5 de junio de 2009
 

La Diputación de Bizkaia se une a las reivindicaciones que mantienen los ganaderos ante la falta de futuro del sector lácteo, como ha puesto encima de la mesa el sindicato agrario EHNE, que ha convocado a partir de las 8.30 horas de hoy una tractorada desde Karrantza para denunciar el grave problema del sector. Los tractores llegarán a la plaza Sagrado Corazón de Bilbo a las 11.15 y, un cuarto de hora después, alcanzarán la plaza Moyua, desde donde comenzará una manifestación hasta la plaza del teatro Arriaga.

A juicio de EHNE, «el sector lácteo podrá superar la crisis actual sólo si hay cambios reales de fondo» y enmarca esta movilización en el contexto internacional, ya que en Galiza, Indonesia y Estados Unidos, entre otros países, se están produciendo protestas debido a la crisis en el sector lácteo «que son una muestra palpable de la crisis global del modelo de desarrollo neoliberal».

En vista de la gravedad del problema, la Diputación de Bizkaia señaló ayer que apoya las reivindicaciones de los ganaderos para el mantenimiento del sector lácteo, y exigió a la UE, al gobierno español y al Ejecutivo de la Comunidad Autónoma Vasca que «actúen con celeridad para que nuestros ganaderos no cobren la leche por debajo de los costes de producción», como viene denunciando EHNE desde hace tiempo.

Cuotas más allá de 2015

En este sentido, recuerda el Ejecutivo vizcaíno que los ganaderos están sufriendo pérdidas económicas en la producción de la leche, porque «la industria láctea la importa a precios por debajo de los costes de producción de Bizkaia», lo que a su juicio es «inadmisible». A su vez, apoya el mantenimiento del control de la producción -cuotas lácteas- para que no desaparezcan en 2015, «como se pretende desde la Unión Europea».

Ante esta situación, la Diputación ha puesto en marcha ayudas directas urgentes para el sector lácteo por importe de 280 mil euros y pide al gobierno autónomo vizcaíno que contribuya con otras medidas «a paliar la pérdida de rentabilidad de las explotaciones de la leche». Como «complemento para proporcionar liquidez» a las explotaciones ganaderas, recuerda que en mayo firmó un acuerdo con BBK e Ipar Kutxa para «obtener préstamos financieros». Esa línea de crédito alcanza los 40 millones.

Amortiguar no es solución

El presidente de EHNE Bizkaia, Mikel Kormenzana, aseguró a Gara que «las medidas que plantea la Diputación como respuesta a nuestras reivindicaciones en torno al sector lácteo pueden amortiguar en parte la grave situación actual del mismo, pero si no hay cambios de fondo no van a servir más que para prolongar algo más la agonía del sector productor».

EHNE recuerda que la medida de habilitar créditos a bajo interés «no es una ayuda directa». Kormenzana señala que se debe reordenar el modelo de producción, de transformación y de comercialización. «Hay que reducir la producción y hacer que las explotaciones sean menos dependientes de compras externas», indica. El máximo responsable de EHNE en la ejecutiva de Bizkaia insiste en que se empieza a hablar «del encarecimiento del pienso en los próximos meses, paralelo al hundimiento que estamos sufriendo en los precios de la leche».

En cuanto a la transformación, afirma estar sorprendido porque «la Diputación de Bizkaia no haga referencia alguna a la industria láctea. No se puede permitir que el 70% de lo que transforma Iparlat se destine a marcas blancas», y añade que «hay que prohibir con rigor y eficacia la práctica fraudulenta que supone el empleo de productos prohibidos como los permeatos y los lactosueros, que no son leche».

En el ámbito comercial, EHNE de Bizkaia destaca que «hay que acabar con los márgenes abusivos de la gran distribución» y «evitar su práctica de utilizar la leche como producto blanco y tractor a bajos precios, por su incidencia negativa en el precio a pagar a quien produce y porque tienta al uso de productos prohibidos, ya mencionados».

Por eso, EHNE considera «imprescindible» poner en marcha el observatorio de precios «para dar mayor transparencia al mercado». Kormenzana asegura que, en este caso, se garantizaría que «ninguna industria pague por debajo de los costes de producción y, en caso de que lo haga, se les retire toda ayuda o apoyo público». También cree que el observatorio permitiría reducir «los márgenes abusivos de la gran distribución».

Ante la protesta de los ganaderos vizcaínos hoy, EHNE considera necesario «llevar a la práctica» el principio de soberanía alimentaria «con reglas de juego claras».