Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Alfredo seguirá presente
Alfredo un caminante sin pausa ha continuado su camino en otras dimensiones, pero sus huellas y denuncias imborrables para el país son lacerantes gritos de justicia, verdad, democracia, respeto y equidad. Su indeclinable compromiso por los más pobres, los atropellados, las victimas y entre ellas la naturaleza, nos indican un camino que siempre debemos seguir haciendo.
Jaime H. Díaz A. / Sábado 2 de noviembre de 2019
 

Alfredo Molano ha sido un maestro de tenis y mochila, que ha marcado el país, en favor de las causas más nobles de justicia, equidad, democracia, verdad y paz. Recorriendo los caminos de la ruralidad ha evidenciado los orígenes del conflicto y la violencia que padecemos y no termina.

Alfredo fue todo un personaje sencillo, amable, siempre a la escucha y con los ojos puestos en las profundidades de los territorios y personas que describía.

Tendría muchas anécdotas que pude vivir cerca de él. Voy a recordar dos. La primera se dio ante mi insistencia que visitará Buenaventura. El me decía con calma, que la problemática de ese puerto permanecía y que iría en un momento oportuno.

Un día recibí un pequeño y un tanto confuso WhatsApp de un sacerdote, que decía que, al hijo de crianza, de unos 17 años de la empleada de la parroquia, lo habían desaparecido y al parecer asesinado cruelmente. Inmediatamente Alfredo me dijo que iría a Buenaventura y el domingo siguiente en El Espectador en primera página y en dos paginas interiores completas apareció la denuncia de las “casas de piqué” que han mostrado el total irrespeto a la vida y los valores, causados por la codicia y el control territorial.

La segunda hace referencia a la promulgación por el papa Francisco de la Encíclica Laudato Sí. El día que se iba a promulgar, Alfredo me llama a las 7:00 de la mañana, preguntándome si ya tenía el texto de la encíclica. Mi respuesta fue que no, que se esperaba fuera entregado horas más tarde.

Curioso ingresé a mi correo y la encontré, pues un amigo que tuvo acceso por el envío que hizo el Papa en primer lugar a unos cardenales, me la había enviado. Le envié el documento a Alfredo. Que durante ese día se leyó todo el texto para su columna dominical. Y diría que es la primera vez que lee un texto completo de un Papa. Y llamándome más tarde me dijo que la causa de la Casa Común era lo más revolucionario hoy y que ese Papá lo había impactado profundamente.

De común acuerdo, por encargo de Podion y el CEP del Ecuador, nuestro amigo Alfredo hizo la investigación y el libro: “Del otro lado”, sobre la migración al Ecuador de colombianos por la violencia y el conflicto.

Un segundo libro (el último realizado por Alfredo), y que presentamos hace dos años en la Feria Internacional del Libro en Bogotá, se titula “De río en río” y es la historia de dolor, atropellos, saqueos, pero también resistencia, valentía, tesón e identidad de las gentes del Pacifico colombiano. Este último fue un encargo de la Coordinación Regional del Pacifico colombiano, de la que Podion forma parte y tuvo la responsabilidad de los acuerdos con Alfredo.

Su amistad y su deferencia para con nosotros en Podion y en nuestros trabajos nos ha dado luces y fuerzas en la lucha.

Alfredo un caminante sin pausa ha continuado su camino en otras dimensiones, pero sus huellas y denuncias imborrables para el país son lacerantes gritos de justicia, verdad, democracia, respeto y equidad. Su indeclinable compromiso por los más pobres, los atropellados, las victimas y entre ellas la naturaleza, nos indican un camino que siempre debemos seguir haciendo.

Semanario Virtual Caja de Herramientas Edición 659 – Semana del 2 al 8 de noviembre de 2019