Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Opinión
Pase lo que pase este país ya no es el mismo
Algunos comentarios sobre la situación actual de Paro Nacional.
Juan David Vargas P. / Sábado 30 de noviembre de 2019
 
Foto: Herschel Ruiz

En vez de estar criticando las iniciativas locales como, por ejemplo, "bailatones" en Usme, mejor hagamos de estas escenarios de tejido social y organización comunitaria. No es la fiesta por la fiesta, Colombia es un país degenerado por la guerra y el sistema capitalista y especialmente su modelo neoliberal nos quieren cada vez más aislados, que creamos que nuestros problemas son individuales y no colectivos.

En vez de estar hablando de que "ya se perdió el paro" vamos a fortalecerlo, de nada sirve decir que marchemos todos los días si es a la Plaza de Bolívar por la Séptima peatonalizada, que si hay algo que no causa anormalidad es eso. Basta de promover comparaciones descontextualizadas con Chile y Ecuador, acá el movimiento estudiantil volvió a movilizarse en masa sólo hasta el año pasado y a la "clase media" citadina nunca se le veía en las calles, acá las movilizaciones históricamente han sido es en el campo.

En vez de tratar de enseñarle a la gente cómo protestar, hay que bajarnos de la soberbia y aprender también. El paro ha sido el más grande en varias décadas y sin embargo sigue siendo muy sectorizado, mucha gente llega mamada de trabajar porque el paro no ha logrado que se paralicen sus actividades, aun así, mucha gente que nunca se movilizaba llega a sus barrios a manifestarse.

Colombia en sus ciudades no tiene una costumbre de movilización, nueve días son desgastantes y es normal que haya pausas. No empecemos con el afán y más bien vamos a pensarnos nuevas y eficaces maneras de darle duro a este gobierno narcoparamilitar.

El paro apenas comienza y sus ganancias no se deben ver sólo hacia el Estado o el Gobierno (a quienes debemos exigirle todo y no exime responsabilidad en esta crisis), Colombia está generando una cultura de movilización en sectores donde no había y esto lo está liderando su juventud, tejido social es lo que debemos fortalecer, futuro es lo que hay por conquistar. Por eso sostengo que este país ya no es el mismo, pase lo que pase, no vamos a rendirnos y esto debemos sacarlo adelante.

Ya logramos que la educación pública no pague las deudas del Estado, hay que bajar el paquetazo de Duque y que se frene la violencia contra líderes sociales y exguerrilleros en Colombia, lo segundo incluye implementación del Acuerdo de Paz con las FARC-EP y reactivación de la mesa de diálogos con el ELN.

Mejor trabajemos para que el comité del paro no esté tan separado de las iniciativas locales y que haya mayor coordinación. Tenemos todos los motivos pero nos falta clarificar los objetivos. "O inventamos o erramos" decía Simón Rodríguez. Vamos a cambiar transformar este país, es posible y sobre todo necesario.

Nuestra lucha es por la paz con justicia social, que es vida digna, que no haya violencia armada, ni hambre, ni estos niveles de desigualdad. La próxima cita es en los escenarios locales y artísticos, vamos a preparar la movilización nacional del 4 de diciembre. ¡Vamos Colombia!