Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Comunidad del suroriente del Tolima exige cumplimiento de compromisos
Ante el incumplimiento de los acuerdos asumidos por el gobierno departamental, las comunidades del suroriente del Tolima están dispuestas a movilizarse nuevamente.
Nelson Lombana Silva / Miércoles 21 de marzo de 2007
 

Los campesinos del suroriente del Tolima, concretamente de los municipios de Dolores y Prado, se desplazaron el 23 de octubre de 2006, huyéndole al terrorismo de estado desatado por unidades del Batallón No. 6 Pijaos de la Sexta Brigada, con sede en ibagué, que asesinaron a dos labriegos en la vereda Buenos Aires, corregimiento de Montoso, municipio de Prado, el 16 de octubre, uno de ellos menor de edad, y fueron presentados a la opinión pública como subversivos caídos en combate.

Se trataba de Héctor Jairo Yate, 24 años, y José Mario Guerrero, 17 años. El 1 y 2 de noviembre del mismo año, se suscribieron unos acuerdos y compromisos que garantizaban el retorno de los campesinos a la región, entre otros: seguridad con monitoreo permanente de organismos defensores de derechos humanos; educación para todos los niños de la región con la presencia oportuna y constante de docentes; plenas garantías para los campesinos para desarrollar sus actividades sin ser incomodados por los militares o utilizados como escudos humanos.

Lo pactado, según los campesinos, no se ha cumplido, y sólo el 5 de marzo de este año se pudo reunir nuevamente la comisión veedora para evaluar el incumplimiento y fijar nuevos compromisos. Por el contrario, en el caso de la educación, el secretario departamental del ramo desestimó y se opuso a la resolución número 1079 del 13 de diciembre de 2006, mediante la cual el Ministerio de Educación aprobó el grado 10o. para el corregimiento de San Pedro, municipio de Dolores, argumentando que no hay el número suficiente de estudiantes.

La comunidad instauró un derecho de petición el 8 de marzo de este año, con el fin de que el secretario departamental reconsidere su decisión. El gobernador, Fernando Osorio Cuenca, defensor a ultranza del modelo neoliberal, no admitió las hojas de vida de personas de la región, dijo que reubicaría docentes en estas escuelas del suroriente del Tolima. Una vez más, la comunidad está dispuesta a desplazarse, ante el incumplimiento del gobierno departamental, indicaron los líderes comunitarios de la región.