Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Congreso campesino en Bogotá
Tras sucesivos aplazamientos, debido a la virulencia de la persecuación gubernametal contra el campesinado, Fensuagro se reune en Bogotá
Soldepaz Pachakuti / Domingo 6 de diciembre de 2009
 

Comenzó el X Congreso de FENSUAGRO- la Federación Agraria de la CUT en Colmbia. Fueron centeneres de delegados los que se reunieron en la sede de la Asociación de Jóvenes Cristianos en Bogotá, desde todos los departamentos del país y con muchas dificultades económicas para poder asistir al Congreso, algunos y algunas tuvieron que vender su gallina, su marrano o sus bultos de yuca para llegar a participar en el evento. Mucho habrían de aprender aquellos y aquellas que desde otras partes del mundo suman y suman viáticos por desplazarse a eventos con resultados no siempre productivos y con unas condiciones económicas infinitamente superiores a cualquiera de los y las asistentes a este X Congreso. Con varias delegaciones internacionales, desde Gran Bretaña, Asturies, Ecuador, Catalunya, representantes políticos colombianos, delegados de movimientos sociales, organizaciones de estudiantes, indígenas, mujeres, desplazados, de Defensa de DDHH y otros sindicatos nos sumamos en más de 500 las personas que abarrotaban el salón al son de la canción social latinoamericana. En breve, el Presidente Eberto Díaz Montes abrió el evento con excelentes palabras en defensa del campesinado colombiano, su estado de emergencia y sus propuestas de trabajo. Haciendo hincapié en la necesidad de la democratización de la propiedad de la tierra, la Reforma Agraria Integral como hilo conductor hacia un país en paz, porque "no puede haber paz sin Reforma Agraria...porque la paz tiene un protagonista principal que es el campesino y la campasina colombiana..." En análisis de la conyuntura agraria actual nos explicó cómo Colombia sigue siendo un país en el que una élite mafiosa en el poder trafica con absolutamente todo: drogas, salud, educación y por supuesto el presupuesto de la Nación - en clara referencia al escándalo del Agro-Ingreso-Seguro por el cuál hijos de políticos de ese Estado Mafioso y reinas de belleza se quedaron con miles de millones de pesos destinados a subsidiar actividades agrarias-. Colombia es un régimen anticampesino dirigido por un latifundista desde Casa Nariño que pretende inundar el campo de monocultivos para producción de agrocombustibles y soldados campesinos y guardabosques. Especial toque de atención a las organizaciones sociales de Europa y USA a estar atentas a las firmas de tratados y convenios comerciales con Colombia que solo significarían más desgracia, muerte y miseria para el trabajador-a y campesino-a colombiana. FENSUAGRO se propone tomar la vanguardia para recuperar la movilización social, en alianza con el movimiento indígena, negro y estudiantil para construir una nueva sociedad, más justa y equitativa. Tuvo un especial reconocimiento y saludo para las mujeres campesinas que son las heroínas de la Federación y la bandera incansable de la lucha del agro colombiano, los presos y presas políticos de la Federación - más de un centenar - e instó a la juventud a tomar a preparse y formarse para tomar el relevo como futuros-as dirigentes agrarias. "...Son doce millones de campesinos y campesinas por las que pensamos trabajar...y no nos vamos a esconder..." Siguieron los saludos llegados por internet, fueron decenas, especial acogida tuvieron el de Gerardo González, miembro fundador de Fensuagro, exiliado en Bruselas, el de Rosalba Gaviaria Toro, presa política de la Federación en la cárcel de Armenia, el del Colectivo de Refugiados-as Colombianos en Asturias y el de Juan Mendoza, Secretario General de Fensuagro, encarcelado en la Picota. Más tarde los saludos de las organizaciones invitadas presentes en el evento.

Pachakuti dijo:

Buenas tardes compañeros y compañeras,

En nombre de soldepaz pachakuti, y tras algunas semanas de compartir por estas tierras, vicisitudes y esperanzas, les traemos el saludo de nuestra gente, de otras gentes amigas, y de algunos compatriotas que en las tierras asturianas siguen desde la distancia aportando a las aspiraciones de transformación profunda, en las que la los compañeros y compañeras de Fensuagro mantienen su mismo empeño y compromiso.

Alto honor compartir con tan nobles defensores del campesinado colombiano, de la soberanía patria, de la soberanía en la comida, de la defensa del planeta, que comienza en la defensa consecuente de las fincas, los territorios, las comunidades, las veredas, las actitudes vitales de preservación de la Madre Tierra.

Algunos y algunas de los presentes han pasado brevemente por Asturias, y saben que allí se les quiere, se les admira, se les respeta como luchadores y luchadoras por una sociedad diferente y en equidad.

Que hay honda preocupación por sus vidas e integridades, porque logren triunfos en los campos y en las oficinas gubernamentales, para darle la vuelta a la enormísima reconcentración de la tierra que es fruto de la guerra sucia.

10 congresos no son poca cosa, son nada más y nada menos que décadas de lucha, organización y trabajo por el agro colombiano.

Felicidades entonces por continuar siendo la organización agraria más importante de Colombia que mantiene además claridad y firmeza en sus objetivos y principios a pesar de los centenares de desaparecidos y exiliados, los miles de desplazados forzosos a quienes les despojaron con violencia de sus propiedades, los amenazados de muerte y los presos y presas acusados de rebelión mediante montajes judiciales organizados por los sucesivos gobiernos y sus aparatos legales y paralegales, los latifundistas, los empresarios nacionales y extranjeros y las mafias del narcotráfico, unidos todos ellos contra la reforma agraria y la paz negociada que reivindicandesde hace décadas los campesinos y las campesinas colombianas.

Sabemos que son conscientes de que la persecución a la que se enfrentan con tanta valentía responde a que ustedes representan una alternativa real a este sistema capitalista, injusto, podrido y criminal que trabaja sin descanso para arrebatarnos los derechos más elementales.

De esta manera les decimos que:

Si luchar por la tierra es ser rebelde felicitaciones, nosotros nos reconocemos en su rebeldía.

Si trabajar por la soberanía nacional, también alimentaria, es ser terrorista, nosotros también lo somos

y si estar hartos de la guerra y buscar una solución política negociada al conflicto social y armado que sufre su país desde hace más de 50 años es ser subversivo o disidente, felicitaciones, nosotros nos unimos a esa disidencia.

Creemos que hay expectativas por el avance organizativo, en Colombia y en Latinoamérica, que pueda propiciar cambios irreversibles, hacia una sociedad de iguales.

Ustedes pueden ahora celebrar Congreso, pese a las ingentes dificultades, y ello nos llena de emoción: se juntan para avanzar, se encuentran para forjar ruta de unidad frente a la violencia y la injusticia, se unen para converger con otros sectores campesinos, indígenas, obreros, estudiantes, mujeres… y para rescatar a la militancia del abandono, de las cárceles, de la soledad,y poner-se, unidas y unidos, en meta de transformación, en camino de preparación de los tiempos del pachakuti que dicen los andinos, con la fuerza de la acumulación de experiencias, con la fortaleza de las nuevas generaciones que vienen empujando nuevos tiempos de esplendor, de protagonismo de las gentes del agro, con rumbo a sociedades comunitarias.

Estamos seguros que con su determinación, unidad y trabajo terminarán por sembrar café en Palanquero, aguacate en Malambo, algodón en Tolemaida, cacao en Apiay, maíz en Larandia, Arroz en Cartagena y yuca en Bahía Málaga desafiando así el monocultivo imperialista de muerte y destrucción.

Nuestro abrazo, y nuestro compromiso de acompañamiento.

Viva el Décimo Congreso de la Federación Agraria de la CUT.

Viva Fensuagro

Viva la lucha del Campo Colombiano.

FELICIDADES FENSUAGRO

FELICIDADES AL EQUIPO DIRECTIVO SALIENTE

SALUDO AL EQUIPO ENTRANTE.


nota al pie: Previamente Pachakuti había estado en la cárcel de varones de Armenia, en visita a Alirio García, Fiscal de Fensuagro, preso desde agosto de 2009 bajo montaje acusatorio al uso desde las "instituciones" colombianas.

Alirio, a quien pudimos ver 50 minutos tras muchas vueltas y trámites, nos envía un saludo especial al Congreso de Fensuagro y a "las buenas gentes" (sic) Pachakuti y nos encomienda seguimiento a todos los casos de compañeros-as presos-as que como el suyo no deben quedar en el abandono.