Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Las curules afros se quedan “en cuerpo ajeno”
Aiden Salgado Cassiani / Martes 23 de marzo de 2010
 

En los pasados comicios del 14 de marzo de 2010 se eligieron representantes al Senado y a la Cámara, y los candidatos presidenciales en consultas internas de los partidos Conservador y Verde; también arrojo para las Comunidades Negras, Palenqueras y Raizales, un resultado catastrófico que dejó como ganadores de las dos curules Afros, a personas que representan el “en cuerpo ajeno” de presos en el proceso de la parapolítica. Una es la empresaria cartagenera del chance, Emilce López, más conocida como “la gata”, quien lleva más de dos años detenida en el proceso de la parapolítica y que para los comisios del 14, aparece reencarnada en Jahir Acuña Cardales, investigado por paramilitarismo. La otra curul quedó en manos del ex senador Juan Carlos Martínez, también detenido por la parapolítica (de quien se hablo hace pocas semanas, por el escándalo de ampliación y remodelamiento de la celda donde está recluido). Este parapolítico está personificado en Heriberto Arrechea.

La elección de estas dos personas esta manchada por un grueso de irregularidades, a tal punto que la forma como ganan las curules convierten el proceso en ilegal e ilegitimo. El señor Acuña es electo con votos espurios, contaminados y comprados; y el señor Arrechea al parecer también llega por la misma línea, de la ilegalidad. La gran pregunta que surge es ¿si se compraron votos de donde vienen los recursos? Sería bueno que los órganos de control investigaran esto al detalle y en profundidad.

El caso de Jahir Acuña, fue denunciado en eltiempo.com por sus vínculos con paramilitares, lo que ha llevado a una investigación por parte de las autoridades, hecho que originó su salida del Partido de Integración Nacional – PIN, según la emisora radial La W, en donde se denunció que el señor Acuña sólo se inscribió como candidato afro después de vencida la fecha de inscripción, puesto que se reacomodaron las listas, ya que había sido expulsado del PIN, partido con el que estaba inscrito anteriormente para Cámara regional, no circunscripción nacional (hasta allí hay un caso de doble militancia). Sería bueno una aclaración de las autoridades electorales, si en el “reacomodo” de listas alguien puede pasar de una aspiraciones de cámara regional a circunscripción nacional, además de lo anterior el señor Acuña no conocía al representante de la organización que le entregó el aval AFROVIDES, esto denunciado por La W, el 17 de marzo, por la señora Mardionis Ramos Acosta quien además dijo que en esas elecciones se compraron votos en el departamento del Cesar [1].

Es esta la única forma de comprender cómo una persona se inscribe para ser parte de una organización y participa de una elecciones cuando están ya vencidos los términos y gana con un caudal de votos tan abismal. Este caso está para que las autoridades competentes le presten toda la atención que amerita, pues fueron alrededor de 50 mil votos los de este candidato.

Heriberto Arrechea, llega elegido con el MPU, que es un partido al que las autoridades le quitaron la personería jurídica. Al quedar este movimiento sin personería para participar en las elecciones, acude a la figura de organización afrocolombiana, palenquera y raizal, ¿será que esta organización estaba legal y legítimamente avalada para participar en las elecciones bajo la figura de organización de base de comunidades negras?

Ante las irregularidades presentadas con los ganadores de las curules, irregularidades que van desde morales hasta criminales, los sectores organizados de las comunidades negras, afrocolombianas, palenqueras y raizal no podemos quedarnos de brazos cruzados tenemos que reaccionar de la forma más enérgica posible. No podemos dejar que un adefesio como este logre su cometido y los elegidos disfruten del honor de representar a una comunidad que merece respeto, es hora que conformemos un frente común en contra de esta inmoralidad. Hay suficientes elementos jurídicos y políticos que demuestran que los ganadores no son dignos de representar a un pueblo serio y que ganaron no con la legalidad que se espera que lleguen los mejores.

Primero. Para empezar sería muy bueno conocer la legalidad de estas organizaciones, que para llegar al Congreso acuden a la formula de bailar, emborrachar y abusar de “la más ingenua”, que termina siendo la circunscripción especial a la Cámara por las curules afrocolombianas, palenqueras y raizales.

Segundo. Instar a las autoridades judiciales y electorales a que definan cuál es la condición jurídico-electoral de estas dos personas.

Tercero. Solicitar una investigación de las autoridades electorales y del Ministerio Público sobre las irregularidades presentadas como compra de votos, inscripciones a destiempo, inscripciones con figura no convencionales ante la Oficina de Asuntos Étnicos del Ministerio del Interior.

Cuarto. Solicitar la información que dé cuenta de la procedencia de los recursos de estas organizaciones y su posible vinculación con negocios de dudosa actividad.

Para los que creemos que las curules deben fortalecer los procesos organizativos afrocolombianos, debemos crear un frente común en contra de los elegidos ya que estos no representan los intereses de las poblaciones afrocolombianas, por el contrario nos afectan. Es hora de dar un paso adelante denunciado las patrañas realizadas en el proceso de elecciones de los representantes ilegales e inmorales.

No podemos quedarnos callados ante la barbarie suscitada, es hora de rechazar ese triunfo afrocorrupto y por lo pronto impedir que a estos personajes se les entrega la acreditación de Representantes.

Para el futuro debemos reflexionar sobre la reglamentación de las organizaciones y las personas que deben participar en las elecciones para la Cámara por comunidades negras.

Desde el palenque un cimarrón todavía.

[1ver La polémica empresaria del chance Enilce López, ’La Gata’, quedó con 4 fichas en el Congreso, en http://www.eltiempo.com/elecciones2010/parlamentarias/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-7423257.html.