Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Solidaridad con líderes amenazados en Santander
 
Temas relacionados

La Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC) se solidariza con los compañeros Martha Cecilia Díaz Suárez, presidenta de la Asociación Santandereana de Servidores Públicos (Astdemp) y David Flórez González, directivo de la Central Unitaria de Tranbajadores (CUT) Santander, frente a las amenazas realizadas por el grupo delincuencial Autodefensas Gaitanistas Colombia, Córdoba y Urabá, que de la forma más cínica y descarada hace alusión a la defensa de “nuestro pueblo” para justificar su accionar que a través de asesinatos selectivos y amenazas de muerte aterrorizan a quienes realmente trabajan por el pueblo, quienes dan todo de sí como lo han hecho los compañeros hoy amenazados, justamente por este trabajo que hacen por el pueblo colombiano, por la clase trabajadora, por la clase explotada.

Es así que queremos enviarles un abrazo fraterno y de resistencia felicitándolos por su trabajo y entrega diaria, que, ya está más que claro, está bien encaminado. Fortaleza, compañeros, no están solos. Esto no puede ser más que la confirmación de su buen trabajo por los verdaderos intereses del pueblo. No podrán detener nuestro constante caminar por la construcción de una nueva Colombia con cabida para todos, en donde luchadores como ustedes no sean estigmatizados sino exaltados.

Hacemos un llamado a la comunidad nacional e internacional a que se pronuncien frente a este ya trajinado modo de represión contra los trabajadores sociales, a que rechacemos rotundamente toda forma de terror en contra del trabajo obrero, campesino, estudiantil y popular que adelanta nuestro país. Al Gobierno, que se pronuncie de igual forma aunque es el culpable de estos hechos. No debemos olvidar que fue el mismísimo doctor Álvaro Uribe Vélez quien en un famoso discurso del 8 de septiembre del 2003 estigmatizó a los defensores de derechos humanos como voceros de la insurgencia colombiana, polarizando el país, en donde quien no esté de su lado sencillamente está en su contra y por ende es insurgente. Esto ha impulsado las persecuciones contra todos los líderes sociales de este país.

A ustedes, compañeros y sus familias, les enviamos todo nuestro apoyo y solidaridad como ya lo saben ustedes y nuestros perseguidores: no somos muchos, somos uno solo.