Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Recaudo solidario en Miranda de Ebro (estado español)
36 mil euros para molinos de caña de azúcar en Colombia
Manos Unidas supera la recaudación necesaria para hacer realidad el proyecto en el valle del río Cimitarra
María Ángeles Crespo / Domingo 13 de junio de 2010
 
La mayor aportación se logró por las ventas en el Rastrillo. Foto: A. Gómez.

Año tras año Manos Unidas participa de la campaña contra el hambre, y fiel a su filosofía de aportar instrumentos para que los propios afectados por la pobreza puedan encontrar los medios para salir de ella, apuesta por algún proyecto factible. Además, eso sí, de «asumible por una ciudad como Miranda», tal y como recuerda siempre Marieli Bóveda, portavoz de la ONG.

En esta ocasión el objetivo final era alcanzar los 35 mil euros que la entidad de desarrollo Humanidad Vigente Corporación Jurídica precisaba para que la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra pudiera afrontar la restauración de un buen número de molinos de azúcar, conocidos en esa zona colombiana como trapiches.

Desde Manos Unidas pensaron que la cantidad era asumible y la campaña que acaba de concluir les ha dado la razón. Después de hacer el balance definitivo, en Miranda se han recaudado 36.240 euros; así que el objetivo se cumplió, y con creces.

El dinero obtenido se entregará a Humanidad Vigente y con él podrán comprar los materiales necesarios para la restauración de los molinos, así como pagar los salarios de los que trabajen en la adecuación de los mismos para que vuelvan a ser productivos. Algo que permitirá a los campesinos obtener recursos para subsistir. La población que podrá beneficiarse de las aportaciones hechas por los mirandeses es de unas 16 mil personas.

Por muchos conductos

La campaña de Manos Unidas, presentada bajo el lema ’Contra el hambre, defiende la tierra’, arrancó a principios de año y han sido muchas las vías por las que han llegado las aportaciones económicas.

La actividad más conocida en la ciudad es el Rastrillo solidario y, un año más, las ventas de productos realizadas en él se han convertido en la principal fuente de ingresos para la campaña.

Muchos fueron los que pasaron por el local de la calle Comuneros en el que podían encontrarse los productos más dispares. Allí Manos Unidas recaudó 12.181 euros; 9.831 procedentes de las ventas y otros 2.350 que se entregaron como donativos.

Importante ha sido también la cantidad económica que ha llegado a Manos Unidas a través de la Iglesia, ya que el total obtenido en las colectas realizadas en las parroquias ha ascendido a 11.293 euros.

Los más jóvenes han sido igualmente partícipes de la campaña, y en los colegios se recaudaron más de tres mil euros; y algo más de mil llegaron hasta la ONG procedentes de la representación benéfica del Teatro Aquende.

De este modo, con un poco de aquí y otro poco de allí, Manos Unidas logró el objetivo y por eso ha querido hacer público «el más sincero agradecimiento a la ciudad por su colaboración».